Betis energía plus

Una piña a la espera del "día bueno"

  • El Betis prepara el choque ante el Real Madrid con el objetivo de revertir las discretas sensaciones en casa.

Los jugadores y el cuerpo técnico realizan el habitual gesto de unión durante un entrenamiento. Los jugadores y el cuerpo técnico realizan el habitual gesto de unión durante un entrenamiento.

Los jugadores y el cuerpo técnico realizan el habitual gesto de unión durante un entrenamiento. / JOSé áNGEL GARCíA

Ha sido terminar la fiesta navideña y comenzar con urgencias los preparativos una particular jornada intersemanal en la ACB. El calendario ha dispuesto que el Betis Energía Plus deba enfrentarse mañana al todopoderoso Real Madrid con el propósito de enderezar el pésimo rumbo en San Pablo, donde encadena tres partidos consecutivos perdiendo. Aunque, más que la victoria, el objetivo ante los blancos, el principal, será intentar recuperar la confianza de un equipo que no levanta la cabeza en casa. El triunfo ante el Madrid, algo que el conjunto cajista no logra en San Pablo desde 2008, sería sin duda un extraordinario bálsamo para las jornadas venideras. Y a continuación los rivales serán nada menos que Bilbao y Unicaja...

Siendo el Betis el tercer peor equipo en labores ofensivas (con 74,2 puntos por partido sólo supera al Fuenlabrada y al Manresa) y el tercero peor en defensa (83,9 puntos encaja como promedio, lo que mejora las medias de Andorra y Manresa), se antoja complicado el marcador a favor al término de los 40 minutos, a no ser, claro, que suceda una concatenación de accidentes en los dos aros. Zan Tabak lo tiene claro. El técnico croata, que ha formado parte del cuerpo técnico madridista en varios periodos, alude a ese antiguo dicho que no llega a resolver las causas perdidas: "Sé cómo funciona el Madrid. Y sé que es muy difícil ganarle. Pero hay que buscar que tengamos nuestro día bueno y esperar a ver cómo se toman ellos el partido", dijo el entrenador bético en su habitual comparecencia semanal. "Sé cómo hacer sufrir al Madrid", señaló, aunque no aportó pistas al respecto, "una cosa es saber cómo debe hacerse y otra diferente es poder hacerlo. Sí puedo decir es que ni el Madrid es tan fuerte como para no poder hacerse nada ni somos nosotros un equipo sin herramientas para contrarrestar su juego".

No quiso entrar en detalles Tabak, quien aireó sin pudor que sus colores son "madridistas" en la Liga Endesa. Sin detenerse a un análisis de los hombres ni a un examen pormenorizado de la pizarra de Pablo Laso, el técnico croata tampoco cree que sea la de la presente temporada la plantilla más potente de los últimos años. La adquisición de Randolph, en el puesto de cuatro, ha resultado excelente. Además, está la explosión definitiva de Doncic...

Al cabo, resumió el entrenador, todo es una cuestión de química entre los jugadores. "El Real Madrid es una organización grande. Siempre hace buenas plantillas. Al final depende menos de los fichajes que de cómo los fichajes se integran en el grupo. El Madrid siempre ficha a los buenos, pero algunos años se acierta, por la química entre ellos, y otros años, no".

Tabak pretende recuperar el estado anímico de los suyos. La derrota del domingo anterior ante Fuenlabrada fue un duro golpe. La meta ahora es tratar de neutralizar la ansiedad mostrada recurrentemente en los inicios en casa. Y, cómo no, alejar a los jugadores de las posibles interferencias que pululan en el ambiente: "¿La Junta de Accionistas del Betis del día 30? Es algo que nos concierne, pero intento aislar a los jugadores de eso, de una cuestión que no puedo controlar", dijo sobre la posible adquisición del club de baloncesto por parte del Betis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios