Betis Energía Plus | Copa Princesa ¿A la tercera, la vencida?

  • Curro Segura se quedó en 2005 a las puertas de ganar la Copa Princesa con el Menorca

  • En 2008 tampoco la ganó con el Zaragoza, cuando era anfitrión en una Final a Cuatro

Curro Segura observa a sus jugadores durante un partido en San Pablo.

Curro Segura observa a sus jugadores durante un partido en San Pablo. / Betis Energía Plus

Aunque en Sevilla suene a algo nuevo, la Copa Princesa (antes Príncipe de Asturias) tiene ya muchas ediciones a cuestas. Tantas que a más de uno le sorprendería ver a los entrenadores y jugadores que la han ganado. Es cierto que la competición disfrutó de tiempos mejores en las que algunos equipos pagaban más incluso que en la ACB, pero poco a poco la LEB Oro va recuperando su sitio, en buena parte por la obligación por parte de las autoridades a que los ascensos deportivos se materialicen.

Desde 1997 este trofeo se disputa con los clubes LEB y en 1998, por ejemplo, Velimir Perasovic, actual entrenador del Baskonia llevó al triunfo (como jugador) al Fuenlabrada. El conjunto madrileño repitió en 2005 de la mano de Luis Casimiro, ex técnico cajista, que se impuso al Menorca que entonces dirigía Curro Segura. En aquella época había semifinales y el cuadro balear apeó en ellas al CAI Zaragoza de un joven Txemi Urtasun y un veterano José Luis Galilea (la de vueltas que da el baloncesto) por un claro 78-95. Esa final a cuatro se disputó en Huesca y en el partido por el título los de Casimiro, que antes habían vencido al Ciudad de Huelva con jugadores como Tom Wideman, Solana o Salva Guardia vencieron por un ajustado 75-74 con Stewart fallando la que podía haber sido la canasta ganadora para los de Segura, que contaba en la plantilla con el pívot Chris Moss, que pasó también por el CB Murcia en ACB, y Urko Otegui, aún en activo en el Palencia.

Tanto con el conjunto balear como con el maño alcanzó la meta del ascenso a la ACB

La ocasión para quitarse la espina de aquella final perdida la tuvo el ahora preparador bético tres años después. Llegó a Zaragoza con la misión, como ahora, de devolver al equipo a la ACB como objetivo ineludible, pero por el camino se le presentó de nuevo la ocasión de ganar la Copa Príncipe de Asturias. Llegaba a la cita como líder y era el anfitrión, como ahora el Betis, aunque en esa edición de 2008 todavía se jugaban semifinales. Fue la última vez antes de pasar al actual formato de primero contra segundo a partido único con el que el organizador siempre ha salido campeón los últimos 11 años.

Pero el CAI de Segura, el CAI de un tal Andre Turner, Darren Phillip, Matías Lescano, Lucas Victoriano y Paolo Quinteros, entre otros, cayó a las primeras de cambio ante el Breogán de Zach Morley, que jugó con el Buduvelnyk en los play off de la Eurocup 2010-2011 ante el Cajasol, y de un joven Daniel Clark por 95-96. Otra vez por un punto y otra vez con la última posesión fallada.

Sin embargo, tanto con el Menorca como con el CAI Curro Segura sí que alcanzó la principal meta de subir a la ACB, como campeón de la LEB Oro con el cuadro maño y como segundo con los menorquines, perdiendo la final con el Fuenlabrada (en realidad las semifinales entonces eran como dos finales y después sólo se dirimía el campeón). Con ese CAI acabó primero con un balance de 28 triunfos y sólo seis derrotas en la liga regular, una marca que tiene a tiro con el Betis, que a 13 jornadas del final del campeonato firma un 19-2.

Desde el verano en el club hispalense el reto está marcado a fuego con el ascenso, pero llegados a este punto a nadie le amarga un dulce. Tampoco a Curro Segura, que quiere hacer bueno el dicho de a la tercera va la vencida para alzarse al fin con una Copa Princesa que, de momento, le ha sido esquiva. Siempre hay una primera vez y su experiencia puede ser determinante en este tipo de partidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios