Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Betis E-Plus

Alejandro Martínez manda

  • El proyecto pasará por tener un bloque fuerte de jugadores nacionales

Alejandro Martínez posa en el pabellón San Pablo. Alejandro Martínez posa en el pabellón San Pablo.

Alejandro Martínez posa en el pabellón San Pablo. / juan carlos muñoz

El Betis Energía Plus deshojó la margarita y decidió qué técnico debe llevarlo de nuevo a la ACB. El elegido es Alejandro Martínez, el entrenador que llegó para los últimos siete partidos de la pasada campaña y que acabó certificando en la última jornada el descenso.

Si bien es cierto que el barcelonés no pudo mantener al equipo, no lo es menos que el vestuario al que llegó estaba bastante viciado ya, perdió a Nachbar y DeAndre Kane por lesión y se midió con los dos finalistas de la ACB (Valencia y Real Madrid), el Barcelona, el Unicaja y el Andorra, equipos de play off, y con el Obradoiro: el partido que había que ganar. Curiosamente, el único en el que el equipo no dio la cara, pues en el resto compitió y llegó a tener sus opciones.

Todo eso ya es agua pasada y el trabajo realizado en ese tiempo, el ser ya conocedor de la casa y de la LEB Oro, tener varios ascensos a su espalda y la capacidad de hacer de mánager y formar una plantilla "en la que los hombres sean más importantes que los nombres" -decía al final del pasado curso- han decantado la balanza de su lado, a pesar de que los dirigentes de la entidad sevillana se reunieron con Porfi Fisac, que seguirá en el Gipuzkoa, y todos los ofrecimientos llegados casi desde que el Betis cayó en el Martín Carpena. El barcelonés, que llegará a la capital hispalense en los próximos días y será presentado el martes, lleva desde el día del descenso trabajando por su cuenta. Aun cuando desconocía su futuro, fue diseñando posibles plantillas para ambas categorías, consciente del potencial del club en cualquiera de ellas.

Martínez tiene parte del trabajo hecho. Sabe bien lo que quiere y, si bien se han escapado ya algunas buenas opciones en el mercado ahora todo se parará a expensas de los movimientos del Betis. Acabó su contrato el 30 de junio y volvió a Tenerife a esperar. Siempre tuvo claro que querría entrenar al Betis "en ACB o en LEB, pero siempre y cuando vea que el proyecto es interesante y la apuesta es de verdad".

Ahora sí que él será el responsable de la plantilla y quien decida qué y a quién fichar. Y tiene tanta tarea por delante como clara su idea: hacer un bloque sólido de nacionales (al contrario que la temporada pasada) en la que se aúne la experiencia en LEB Oro con el hambre de la juventud.

En plantilla sólo están Leo Cizmic, que tendrá ficha del primer equipo, y Alfonso Sánchez. El jiennense, con cláusula de salida hasta el 30 de julio, tiene entre ceja y ceja ascender al Betis porque se siente responsable de la pérdida de categoría, pero el presidente, Fernando Moral, dijo el lunes que tiene "contrato ACB" y querrán sentarse a hablar con él.

Tampoco parece que vaya a estar Marc García, con un contrato de cesión por dos años que se rompió con el descenso. El escolta podría irse cedido a un club ACB o estar a caballo en el Barcelona entre la primera plantilla y el filial. Radicevic acabó su vinculación con la entidad tras cinco años. Gusta, pero con él habría que dejar pasar el tiempo y esperar un gesto de su parte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios