Betis Energía Plus

Bilbao, una prueba de crecimiento para el Betis

  • El equipo entrenado por Álex Mumbrú medirá el valor al alza del Betis Energía Plus, que encadena tres triunfos

El jugador del Bilbao Kevin Larsen defiende a Bradley Jordan, del Valladolid. El jugador del Bilbao Kevin Larsen defiende a Bradley Jordan, del Valladolid.

El jugador del Bilbao Kevin Larsen defiende a Bradley Jordan, del Valladolid. / FEB

La victoria ante el CB Prat, pese a lo ajustado del marcador (88-90), supuso un alivio en la expedición del Betis Energía Plus en su vuelta a Sevilla desde el aeropuerto barcelonés. Con mucho sufrimiento, llegó el primer triunfo a domicilio de la temporada tras dos reveses dolorosos, y esa losa tan pesada queda por fin rota. Dolieron las derrotas ante Huesca y Valladolid, aunque ambas bofetadas sirvieron para que el equipo creciera y continuara su adaptación a la categoría. Pero ahora toca mirar hacia arriba, cuanto más, mejor.

El futuro más inmediato del Betis Energía Plus pasa por medirse ante el Bilbao Básket el próximo viernes en San Pablo, uno de los equipos llamados a pelear con los hispalenses por el ascenso al final de la temporada. El equipo entrenado por Álex Mumbrú, que vive su primera experiencia en el banquillo tras abandonar el parqué, cuenta con una única derrota en su haber hasta el momento (6-1) y una consistencia envidiable, que demuestra que el conjunto vasco ha sabido adaptarse a la nueva realidad mucho más rápido de lo quizás esperado por muchos. Incluso llegaron a colocarse líderes en la tercera jornada, después de hacer pleno de victorias en aquel momento.

Supondrá el equipo bilbaíno una auténtica prueba de fuego y de crecimiento para el Betis Energía Plus, que llega después de encadenar tres victorias consecutivas. Dos de ellas, en San Pablo, escenario que se espera vuelva a tener una buena entrada como ocurrió dos jornadas atrás ante Iberojet Palma, en el que pareció que la afición volvía, paso a paso, a engancharse al equipo.

Una victoria ante el Bilbao Básket supondría un espaldarazo para los intereses de un equipo al alza como el verdiblanco. Para ello, el cuadro de Curro Segura deberá mostrarse mucho más consistente y ser mucho más regular en su juego, no dejándose caer tanto en las dinámicas de los conjuntos rivales.

Importante será que el juego interior dé un paso al frente, como ocurrió ante Fran Guerra, para frenar a Ben Lammers, una de las caras nuevas llegadas a Bilbao y que destaca sobre el resto de jugadores del plantel como el MVP del conjunto vasco. Como escoltas del interior, dos viejos conocidos de la parroquia sevillana, que se reencontrarán con su ex equipo en San Pablo: Iván Cruz, el jugador con mejor porcentaje de tiros de dos de la LEB Oro (82,35%), y el escolta balear Tomeu Rigo, que crece de la mano de Álex Mumbrú.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios