Betis Energía Plus-Iberojet Palma | La crónica

Cara y cruz en San Pablo

  • El Betis logra un triunfo sufrido ante Iberojet Palma en un partido en el que fue capaz de mostrar su mejor y peor faceta

Dee mira a canasta ante la defensa de Bivia. Dee mira a canasta ante la defensa de Bivia.

Dee mira a canasta ante la defensa de Bivia. / Juan Carlos Muñoz

Tercera victoria del Betis Energía Plus, que encuentra en San Pablo el fortín que guíe al equipo hacia la vuelta a la ACB. Un encuentro ante Iberojet Palma con dos caras totalmente opuestas, un yin yan en el que los béticos fueron capaces de mostrar su lado más competitivo, y ese que desea Curro Segura, así como las lagunas propias que jornadas atrás costó algunas derrotas, con una defensa laxa, muy débil, así como la concesión de bastantes rebotes ofensivos en el tercer cuarto que casi cuestan un disgusto. Pero, por suerte, la moneda en esta ocasión salió cara y los béticos afrontan el próximo partido lejos de casa, ante el CB Prat, con la motivación que dan dos triunfos consecutivos.

Sabía Curro Segura que Fran Guerra sería capital en el juego de Iberojet Palma. Por eso, apostó por el físico de Samb de inicio para su defensa. Pero al equipo bético le costó tomar el pulso al partido. Entró en un intecambio de golpes que para nada le conviene a su juego, con idas y venidas en ambos aros. Baleares y béticos veían con relativa facilidad el aro rival debido a la laxitud atrás de ambos contendientes. Pero los béticos saben que en casa deben dar más. Para agradar a los que vienen, pocos, y a los que puedan llegar. Y entonces apretaron en defensa. Con el 10-14 se comenzó a vilsumbrar el equipo que el técnico granadino quiere: garra y fuerza atrás y capacidad para salir adelante. Dicho y hecho. Un espectacular tapón de Obi a Fran Guerra cuando se disponía a machacar viró el signo del cuarto. Los cambios de fichas mantenían el nivel a una defensa que asfixiaba al rival y no le permitía tiros sencillos. Eso permitía correr y atacar el aro balear con firmeza para permitir un parcial de 16-0 que parecía poner el partido de cara para los locales, que se veían 26-14 arriba.

Pero nada más lejos de la realidad. Un pésimo inicio de cuarto ponía los pies en el suelo a los locales. Con tres triples seguidos, dos de Bivià y uno de Tomás, la ventaja quedaba reducida sólo a tres puntos y Curro Segura intentaba cortar la sangría. Pero ni por esas. Volvió a verse una defensa pobre, y con ella, la igualdad y las alternancias llegaron al marcador. Stainbrook y Bropleh, lastrado tras su tercera personal, intentaron mantener al Betis por delante en este segundo cuarto. A la batalla se sumaron Almazán y Dee, que protagonizaron buenas acciones ofensivas para dejar a los verdiblancos por delante al descanso por tres arriba (40-37).

Si los béticos mostraron su mejor cara de la temporada, o una de las mejores, en el primer acto, tras el paso por vestuarios volvieron a verse muchos de los defectos que en jornadas anteriores costaron ya alguna derrota. Una defensa al tran tran, que cedía rebotes y permitía nuevas ocasiones a los rivales. Y eso que un parcial de 11-0, conseguido en buena parte gracias a la dirección de Dani Rodríguez, activo en defensa y en ataque, volvía aponer las cosas muy de cara para los de Curro Segura, que cayeron en los errores habituales para encajar otro parcial de vuelta de 0-11 que igualaba el encuentro e incluso ponía por delante a los baleares con 51-52. Los cinco rebotes ofensivos capturados por los visitantes en este cuarto pueden explicar parte de este descalabro. Aunque por suerte, Bropleh volvió a aparecer con un 2 más 1, y Borg lo acompañó para dejar por delante al Betis con sólo dos puntos de ventaja (56-54).

Con el partido mucho más abierto de lo que la afición y el propio equipo verdiblanco hubieran querido, se entraba al último cuarto. Sólo dos puntos de ventaja para los locales que podían volar en cualquier acción. Y así fue. A las primeras de cambio, Barber equilibraba el marcador y ponía en tensión a la grada. La defensa, por momentos, pareció la del primer acto y el acierto de Malmanis y Samb, con sendos triples y de Dee permitieron sacar a los béticos una renta de ocho puntos que dejaba prácticamente sentenciado a favor de los locales. Iberojet Palma no arrobaja la toalla y logró encontrar canastas fáciles, con un pase extra o balones doblados que encontraban a jugadores abiertos para lanzar y anotar.

A dos puntos, tras tiros libres de Fran Guerra, redujeron la distancia los baleares, y Dee dio la respuesta en forma de triple desde unos ocho metros que apaciguaba los ánimos y encontraba la réplica de Ucles con otro lanzamiento de tres. Borg volvía a bombardear un un lanzamiento de más allá de 6,75. Fran Guerra acercaba desde la línea de tiros libres y Stainbrook, con dos canastas, dejaba sentenciada la victoria pese al carrusel de tiros libres béticos y los intentos de canastas rápidas de los rivales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios