Betis Energía Plus

El mejor Pablo Almazán ya se atisba

  • El alero del Betis Energía Plus, que nunca sintió "presión" por su irregular arranque, firmó ante el Palencia su mejor actuación en lo que va de curso

Pablo Almazán sube la pelota defendido por Jordi Grimau. Pablo Almazán sube la pelota defendido por Jordi Grimau.

Pablo Almazán sube la pelota defendido por Jordi Grimau. / Víctor Rodríguez

Pablo Almazán firmó su mejor encuentro con el Betis Energía Plus en lo que va de temporada el pasado viernes ante el Palencia: 11 puntos, seis rebotes y cuatro asistencias. Pero más allá de los números destacó la sensación de que el alero granadino, tras un inicio marcado por su lesión en la pretemporada, ha llegado por fin con su mejor versión en ataque y, sobre todo, en defensa.

"De puertas para dentro no he sentido presión alguna. Al revés, siempre noté la confianza de todo el equipo y técnicos. El trabajo sale con paciencia. No he sentido presión por meter una canasta más o menos. Hay cosas más importantes que una canasta y siempre me sentí importante desde que volví de la lesión. Mi objetivo es el de ayudar al equipo, aunque sí es verdad que disfruté el otro día", aseguró el granadino, que casi acabó hace poco su particular pretemporada tras lesionarse en verano: "Las tres semanas en las que estuve fuera en pretemporada, que son importantes para coger la base, se notaron. Hice trabajo extra para llegar al debut liguero. Me dieron el alta el lunes y el viernes estaba jugando en Huesca tras casi un mes parado. Me faltaba ritmo, pero poco a poco, trabajando, ya me voy sintiendo bastante mejor".

Almazán, como el propio Betis Energía Plus, ha ido de menos a más en lo que va de curso y ahora el choque frente al Palencia debe ser la referencia para todos. "Ha sido el mejor partido hasta ahora y se mostraron muchas cosas de las que tenemos que hacer durante la temporada. Controlamos muchas situaciones de juego, como el rebote y defendimos como bloque. Es la línea seguir. Dejamos a un rival que promediaba 90 puntos en menos de 70. Los números hablan por sí solos. Hicimos todos un gran trabajo. Cada uno pendiente de lo suyo, pero todos arrimando el hombro al que tiene al lado. Es la línea a seguir", destacó el alero.

Pese a todo, la filosofía en la plantilla está clara: "El encuentro con el Palencia ya es pasado. Ahora sólo tenemos en mente al Ourense, que viene de ganar en Valladolid, que cuenta con buenos jugadores y un entrenador que conoce la liga", aseguró. En el Betis nadie quiere confianzas, porque la liga está demostrando que nadie regala nada. "No recuerdo una temporada tan igualada, aunque aún es pronto para fijarse en eso. Al final los conjuntos más sólidos serán los que se mantengan arriba", señala Almazán, veterano de la LEB Oro quien reconoce un punto fuerte del plantel verdiblanco: "Hay un gran grupo humano en el que el colectivo está por encima de las individualidades y eso es primordial. Trabajamos y peleamos todos en la misma dirección. Vamos todos a una trazando la senda que queremos", explicó el jugador bético.

El equipo parece haber cogido ya velocidad de crucero y con las victorias Almazán confía en la llegada de más aficionados a San Pablo: "El aumento de la afluencia de público va de la mano con el crecimiento del equipo. Cada vez viene más gente y nosotros vamos a más, sobre todo en casa. La afición es fundamental".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios