Betis Energía Plus | LEB Oro

Primera sangría que cortar para Sagura

  • La escasa actitud defensiva en Huesca propició un aluvión canastas desde más allá de los 6,75 metros de los locales, claves en la derrota bética

Dani Rodríguez defiende al jugador del Huesca Dani García. Dani Rodríguez defiende al jugador del Huesca Dani García.

Dani Rodríguez defiende al jugador del Huesca Dani García. / Pablo Segura (Diario del Alto Aragón)

Comentarios 1

El estreno del Betis Energía Plus en la LEB Oro no fue lo esperado: derrota en Huesca ante un auténtico aluvión de triples que los de Curro Segura no supieron frenar. La defensa hizo aguas porque, evidentemente, no todos los lanzamientos fueron punteados y desde ocho metros. Al contrario, por lo que los jugadores ya saben que deben agachar el culo y defender porque sólo con el escudo y el cartel de favorito no se gana.

Echando un ojo a las estadísticas es más que evidente cuál fue el agujero verdiblanco. Recibió 16 triples (de 29 intentos), lo que sólo se contesta con excelso ataque que el Betis no encontró, con Dee, Obi y Bropleh desacertados.

El 55% de efectividad del Huesca se complementó con 14/28 en tiros de dos puntos para un total de 30/57 en lanzamientos de campo, un 53% de efectividad frente al 23/60 del cuadro sevillano, apenas un 38% de acierto: 7/22 en triple y un pobre 16/38 en tiros de campo.

Y es que la teórica superioridad del Betis sí se reflejó en el dominio de rebote (cinco capturas ofensivas más), en las cinco pérdidas menos del equipo hispalense (19-14) y en las siete recuperaciones más (5-12), pero a pesar de disponer de más posesiones los de Segura fueron mucho menos certeros y para colmo, como venía mostrando en la pretemporada, tuvo un juego poco coral en el que sus 12 asistencias se quedaron en nada frente a las 20 de los locales, un dato que en los triunfos de pretemporada no destacaba por el acierto en los tiros de los exteriores, grises en el estreno en tierras aragonesas.

El Huesca logró un 16/29 (55% de efectividad) desde el triple ante el Betis, un factor diferenciador en el encuentro

Encajar más de 90 puntos en el primer partido de la temporada llama la atención, pero ha sido casi una norma en la primera jornada de liga en la que los equipos, en líneas generales, están todavía de pretemporada.

No tendrán tiempo los verdiblancos para lamerse las heridas, porque mañana ya aguarda en San Pablo el Leyma Coruña, que se rehízo de un mal inicio frente al Valladolid (16-27 en el primer cuarto) para acabar imponiéndose por 95-90. No tiró tantos triples el equipo gallego (9/21) como el Huesca.

Que la primera derrota en el estreno de la liga no es un drama es una evidencia por todo lo que queda por delante, pero es un aviso para un equipo hecho a base de nombres y que a las primeras de cambio recibió un rapapolvo en forma de derrota que debe servir como aviso ante el Leyma Coruña de Gustavo Aranzana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios