Betis E-Plus

Regularidad, la fortaleza de Schilb

  • El checo gana influencia en el ataque bético gracias a sus números

El alero bético Blake Schilb pasa la pelota ante Navarro y Tomic. El alero bético Blake Schilb pasa la pelota ante Navarro y Tomic.

El alero bético Blake Schilb pasa la pelota ante Navarro y Tomic. / f. ruso / acb photo

Si hay un jugador del Betis Energía Plus que más pasos ha dado en las últimas jornadas para reivindicar su papel dentro de la plantilla es Blake Schilb. El alero estadounidense con pasaporte checo ha mantenido una extraordinaria regularidad en los cinco partidos precedentes y su repertorio en el capítulo ofensivo se antoja capital para el equipo que dirige Óscar Quintana.

A diferencia de los otros jugadores importantes en ese capítulo -ya sea Ryan Kelly o Luke Nelson-, Schilb ha mantenido una estable aportación en esta fase del campeonato que ha coincidido con la mejora exponencial de la escuadra cajista. Sus cifras, en este periodo de tiempo, están siendo más que notables. Y su protagonismo no decrece sino todo lo contrario.

Schilb llegó al plantel bético con la temporada ya comenzada y, durante las primeras jornadas en Sevilla, acusó la falta de adaptación y un cierto descuido de la forma física después de haber rendido dos temporadas en el Galatasaray a un nivel apreciable.

El punto de inflexión del alero bético se produjo durante la ventana FIBA celebrada en la última semana de noviembre. Dos sobresalientes actuaciones con la selección checa le aportaron la suficiente confianza para regresar a San Pablo con otra cara. Y así ha sido, convirtiéndose en el hombre más regular del equipo verdiblanco.

El promedio anotador del tres nacido en Illinois en las últimas cinco jornadas se eleva a un nada despreciable recuento de 17 puntos por choque, siendo además su registro de 23 puntos frente al Obradoiro el máximo logrado por un jugador bético esta temporada. Sus porcentajes en el tiro no se quedan atrás: un 50% en tiros de dos y un 55,4% en lanzamientos desde la línea de 6,75 que lo convertirían, analizado de un modo parcial, en el mejor triplista de la ACB (Rudy Fernández lidera actualmente esa clasificaión con un 51,2% de acierto.)

Los 20 puntos de valoración que promedia Schilb en este periodo, cuantificado del mismo modo parcial, lo situaría en la segunda plaza de ese ránking, sólo superado por el pívot del Gipuzkoa Henk Norel (21,4 puntos de valoración).

El devenir del conjunto bético dependerá sin duda de que Schilb y los demás anotadores conserven su buen hacer. Aunque de nuevo colista tras caer ante el Barcelona, el Betis está de lleno en la pelea por la permanencia, un objetivo que el checo no duda en lograr: "Creo en este bloque. Si no sufrimos lesiones o tenemos problemas inesperados, seguiremos creciendo juntos y no tendremos problemas para conservar la categoría", declaró el alero a este periódico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios