Betis Energía Plus

Sabonis, otro viejo conocido en el camino

  • 'Tuty', el mediano de la saga, lidera al TAU Castellò, que busca salir del bache

  • Formado en la cantera del Unicaja, el alero recuerda sus duelos contra el Cajasol en los escalafones inferiores

Tautvydas Sabonis penetra a canasta en la victoria de su equipo con el Lleida. Tautvydas Sabonis penetra a canasta en la victoria de su equipo con el Lleida.

Tautvydas Sabonis penetra a canasta en la victoria de su equipo con el Lleida. / FEB

Comentarios 1

La LEB Oro está permitiendo al aficionado del Betis Energía Plus no sólo reconciliarse con el baloncesto con un equipo ganador tras unos años para olvidar, sino conocer una liga en la que viejos rockeros siguen dando mucha guerra, encontrar la pista de jugadores perdidos o descubrir nuevos talentos tras el escaparate. Es el caso de Tautvydas Sabonis (01-05-1992), uno de los líderes del TAU Castellò, próximo rival del conjunto verdiblanco.

De apellido ilustre –"yo no lo elegí, pero es un orgullo"–, el alero lituano respiró baloncesto desde pequeño. Hijo de una leyenda, Arvydas, hermano de una estrella que se hace sitio en la NBA, Domantas, Tuty es "feliz" ganándose la vida de la misma forma y con sólo 26 años es ya todo un veterano en la categoría. Formado en los escalafones inferiores del Unicaja, con el que debutó en la LEB Oro en la 2011-2012, Palma de Mallorca y La Coruña fueron sus pasos previos antes de recalar en Castellón, donde trata de sacar al equipo de un bache de resultados que lo tiene en puestos de descenso en la actualidad. "Estamos realizando un gran trabajo, pero los resultados no nos acompañan. En casa nos encontramos más cómodos (sus cuatro triunfos han sido como local) y confiamos en salir de este bache. La química en el grupo es muy buena y tenemos plena confianza en Toni (el técnico Antonio Ten López de Lerma). Ahora nos medimos con el Betis, el sólido líder, pero nos da igual el rival que venga. No estamos para elegir, porque necesitamos ganar. Puede ser una buena oportunidad para quitarnos la mochila de las derrotas y creer más en nosotros y en ese juego alegre que el año pasado nos dio buenos resultados", apunta el alero.

En su segundo año en el Castellò, Sabonis promedia 9,5 puntos y más de 5 rebotes por partido

Formado en Los Guindos, no será la primera vez que se mida a un equipo hispalense. Sus duelos en categorías inferiores en los campeonatos de Andalucía y Nacionales fueron recurrentes durante años, aunque especialmente recuerda uno. "En 2010 jugamos ante el Cajasol la final del torneo de Hospitalet. Nos ganaron (70-72), pero ambos logramos la clasificación para fase final del Nike International Junior Tournament de París, coincidiendo con la Final Four de la Euroliga. Fue toda una experiencia", recuerda el mediano de los Sabonis, que rememora aquel duelo y a sus protagonistas para hacer defensa del jugador joven español: "En el Cajasol estaban Pámpano, Gabriel Darín, Pape Amadou o Pablo Villarejo. Conmigo jugaban, entre otros, Luis Conde, Pepe Pozas, Malick Fall y Miki Servera. Es difícil para un canterano llegar al primer equipo sin la confianza de los de arriba. A los grandes les asusta dar oportunidades a los jóvenes por la necesidad de resultados inmediatos y son los que tienen menos presupuestos los que apuestan. Del Estudiantes y el Joventut salen muchos, pero en otras canteras como las de Sevilla o Málaga hay grandes jugadores que podría llegar con más confianza. El nivel en España es muy alto, pero hay que dar oportunidades. Lituania es el país con más porcentajes de jugadores autóctonos en Primera División, de ahí que salgan tantos. Todo lo contrario de lo que pasa en España", analiza.

Algo ha cambiado, sin embargo, en el país, revitalizado todo por el cambio en los ascensos y descensos de ACB: "En la LEB se ha abierto la veda y los más fuertes se refuerzan para subir y los débiles, para no bajar. De los últimos años es sin duda el curso más competitivo", apunta Sabonis, que se refiere también a su rival del viernes, un Betis "que está en modo imparable". "Está en buena dinámica y querrá seguir su línea, pero nosotros también queremos empezar el año nuevo con mejores sensaciones. ¿Quién dice que no podemos ganar al líder? Sólo por sus nombres y resultados sabemos que fácil no va a ser. Cuenta con veteranos que saben marcar el tempo y jóvenes con muchas ganas, además de uno de los mejores pívots de la categoría como Stainbrook, que anota, rebotea y hace jugar desde la pintura a sus compañeros, y muchos tiradores. Tiene muchos nombres, pero nadie es imbatible. Necesitamos tener un buen día y ellos uno malo, pero lo pelearemos. Y si ganamos el triunfo será más dulce", afirmó.

Desde la distancia, además, sigue las evoluciones en los Pacers de su hermano Domantas. "Para quien lo ha visto crecer era fácil saber al nivel al que podría llegar y todavía pienso que puede dar más. En los Thunder hacía una labor diferente de equipo y el traspaso a Indiana fue, quizá, lo mejor que le pudo pasar. Ver cómo hace dobles-dobles saliendo desde el banquillo es un orgullo. Está demostrando el baloncesto que tiene dentro", destacó el mediano de los Sabonis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios