Betis Energía Plus

Borg, para el perímetro

  • El club anuncia el fichaje del escolta sueco, la séptima incorporación del curso, hasta 2020

  • Txemi Urtasun, cansado de esperar, firma con Melilla

Tobias Borg entra a canasta en un partido con el Bilbao Básket. Tobias Borg entra a canasta en un partido con el Bilbao Básket.

Tobias Borg entra a canasta en un partido con el Bilbao Básket. / Luis Tejido / EFE

Comentarios 1

Un nuevo hombre para el perímetro. Tobias Borg se convirtió en el séptimo fichaje del Betis Energía Plus para la próxima temporada. El escolta sueco, de 25 años y 1,84 de altura, firmó por dos temporadas con los hispalenses, hasta 2020. Quien no continuará vinculado a la entidad sevillana será Txemi Urtasun, cuya llegada a Melilla –donde compartirá vestuario con Josep Franch– se hizo oficial en la tarde de ayer

Pese a su edad, Borg es un jugador con dilatada experiencia en España y en competiciones europeas. Antes de aterrizar en San Pablo para unirse al proyecto encabezado por Curro Segura, el escolta estuvo tres temporadas defendiendo la elástica del Bilbao Básket (2014-17), con los que llegó a disputar la Eurocup. Al inicio de la pasada temporada regresó a su país para jugar en el Sodertalje Kings, club en el que desarrolló prácticamente toda su carrera en Suecia, antes de regresar, en enero, a la Liga Endesa de la mano de Iberostar Tenerife. Con los insulares disputó, además de la Liga regular, la Copa del Rey y la Champions League.

La llegada de Borg supone un empujón a la planificación en el primer proyecto liderado por Juanma Rodríguez como director deportivo, que ya cuenta con siete integrantes, además de Lluis Costa, cuya contratación está hecha a falta de ser oficial.

De dos que llegan a otro que se va. Porque el que no estará, de forma definitiva, es Txemi Urtasun. El escolta navarro de 34 años, que bien podría haber sido uno de los líderes del regreso a la máxima competición nacional de baloncesto, firmó por Melilla. La llamada para que Urtasun continuara en Sevilla llegó tarde. Y sin apenas contundencia ni fe. Un hecho que provocó que el navarro, finalmente, se decantara por continuar su carrera en Melilla, donde coincidirá con Josep Franch, que este año también estuvo en Sevilla.

Urtasun había, incluso, en unas primeras conversaciones, aceptado su rol de quinto jugador exterior. Aunque la llamada definitiva, esa que se hace como paso previo a estampar la firma, nunca llegó. Y, claro, el navarro se cansó de esperar.

Con el acuerdo por Borg y la oficiosa llegada de Lluis Costa, Juanma Rodríguez y Asier Alonso, secretario técnico, dejan prácticamente perfilado el equipo por fuera. Pero por dentro quedan todavía algunas vacantes por cubrir. Hasta el momento, la nómina de jugadores que estén en la zona se reduce a dos, Rinald Malmanis y Matt Stainbrook, por lo que deben llegar más jugadores para estas posiciones.

En el radar se puso un viejo conocido de la parroquia cajista como Beqa Burjanadze. Los rectores verdiblancos trataron de convencer al cuatro georgiano para regresar a San Pablo y ayudar en la vuelta a la Liga Endesa. Su incorporación se vería como un golpe de efecto, sobre todo de cara a la afición, ya que fue en Sevilla donde debutó como jugador profesional hace ya ocho campañas.

Sin embargo, el panorama para su contratación es complicado. La condición de cupo de Burjanadze lo convierte en una pieza codiciada en el mercado y son varios los equipos que han llamado a su puerta para saber su predisposición. Con varias ofertas de equipos ACB sobre la mesa, se antoja bastante complicado que Beqa termine regresando a San Pablo para vestir de verde y blanco la próxima temporada. Tocará seguir rastreando el mercado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios