Betis Energía Plus

Una llamada a la calma

  • Pablo Almazán, capitán del equipo bético, reconoce que "no es el inicio soñado" pero que "esto acaba de empezar"

  • "Hay que ser positivos", dice

Pablo Almazán lanza a canasta durante un entrenamiento. Pablo Almazán lanza a canasta durante un entrenamiento.

Pablo Almazán lanza a canasta durante un entrenamiento. / Víctor Rodríguez

Pablo Almazán es una voz autorizada en el vestuario del Betis Energía Plus. El alero, capitán, reconoce que el inicio de temporada, con dos derrotas y una única victoria, no ha sido el deseado, aunque insiste en que hay aspectos positivos sobre los que crecer.

"Está claro que no es el inicio soñado, pero esto sólo lo sacamos entre todos, estando juntos y trabajando en los pequeños detalles. No es momento de volverse loco, esto acaba de empezar. Si hubiéramos ganado los tres partidos no hubiéramos hecho nada. Hay que estar tranquilo y sacar lo positivo de estas dos derrotas", señaló el tres verdiblanco en los medios del club.

"El de Valladolid no fue un buen partido, es evidente. Empezamos mejor que en otras ocasiones, pero tal y cómo transcurrió, dimos la cara. En el tercer cuarto hicimos una buena defensa, dejándolos sólo en nueve puntos. Pero tuvimos tiros liberados, opciones de igualar y ponernos por delante y perdimos la oportunidad", argumentó el granadino sobre la última derrota.

Cuestionado sobre la posible ansiedad que invita a precipitaciones y cometer pérdidas, el capitán verdiblanco rechazó esa posibilidad, hablando de "ganas de hacerlo bien". "Cada jugador intenta tirar para adelante, coger la bola y tratar de hacer cosas buenas para el equipo. Más que ansiedad, entiendo que son ganas de asumir y tomar la responsabilidad del momento", explicó.

Pese a todo, el ex jugador de Melilla reconoce que la presión por el ascenso "está ahí". "El objetivo es claro. Todos sabíamos a qué veníamos y todos lo queremos, pero no lo vamos a conseguir en un partido. Tenemos que ser honestos con nosotros mismos. Debemos seguir formando una familia en el vestuario y hacer que se refleje en los partidos", continuó.

Sobre el técnico, Curro Segura, el capitán aseguró que pese a los resultados lo está viendo "bastante sereno", mientras que sobre su adaptación a la ciudad y el club, el tres reconoce que la lesión en la pretemporada lo lastró mucho. "Prácticamente empecé directamente a competir. Intento ayudar en todo lo que puedo, congiendo ritmo cada día. En este sentido me está ayudando el staff. No estoy a mi mejor nivel, pero me siento apoyado para ayudar al máximo", incidió el jugador bético.

"Tenemos una plantilla larga", respondió al ser cuestionado por la importancia de algunos jugadores como Dee o Bropleh. "Está claro que algunos en la pretemporada asumieron más peso por las bajas. No hay que echarle la presión a ellos, puesto que estas cosas te las da el ritmo de partido. Alguno anotará más un día, que al igual que los minutos estarán repartidos", añadió.

Además, conocedor de la LEB Oro, el granadino recordó la igualdad de la categoría: "Cualquiera puede sacarte los colores. El partido más importante es el de este viernes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios