Celebración del Mundial de Baloncesto Un baño de masas para 'La Familia'

  • La selección de baloncesto recibe en Madrid el apoyo de toda España para festejar su título mundial

La selección española de baloncesto festejó ayer en la Plaza de Colón de Madrid su título de campeona de mundo conquistado el domingo en China, una celebración en la que miles de aficionados aclamaron a los jugadores que han dado el segundo oro mundial de su historia a España.

Tras las recepciones institucionales en el Palacio de La Zarzuela y en La Moncloa, La Familia se subió a un autobús descapotable en la calle Princesa camino a Colón. A su paso por Plaza de España, Gran Vía, calle Alcalá, Plaza de Cibeles y Paseo de Recoletos, los campeones recibieron el calor de la afición, e incluso algunas personas acompañaron al autobús durante todo el recorrido.

Entre los más entregados en la celebración por las calles de Madrid estuvo, una vez más, el pívot Marc Gasol, que hace unos meses también fue uno de los protagonistas de la fiesta del título de la NBA de Toronto Raptors. Mientras, Juancho Hernangómez bromeaba. "Tengo una misión importante con la copa, que no caiga del autobús", señalaba. A las 22:15 llegaron a una abarrotada Plaza de Colón, que recibió a los 12 jugadores, al seleccionador Sergio Scariolo y a su cuerpo técnico bajo los acordes del tema de Rocky, mientras los aficionados cantaban "campeones del mundo".

Uno a uno, los integrantes del equipo campeón fueron saliendo al escenario, con gritos de "MVP, MVP" a Ricky Rubio y con la euforia desatada cuando Rudy Fernández alzó el trofeo. "Sólo quiero daros las gracias a todos vosotros, a mi familia, en especial a mi segunda gran familia, que son estos grandes jugadores. Gracias a todos los jugadores por ayudarme, por hacer que este verano fuera tan especial y por darme la ilusión de levantar esta copa. ¡Viva el baloncesto español!", declaró el capitán, que abrió la ronda de parlamentos.

Por su parte, el mejor jugador del torneo, Ricky Rubio, destacó el éxito logrado. "La hemos liado muy grande. Siento realmente cómo se sintió realmente Marc Gasol al ganar un anillo. Sólo espero que esta historia tan bonita que hemos escrito os ayude a todos a seguir adelante, que os hayamos inspirado mucho. A mí mis compañeros me han inspirado muchísimo", indicó.

"Hace un par de meses no me dieron el micro en Toronto, no sé por qué; hoy Ricky ha sido muy valiente y me lo ha dado", bromeó Marc Gasol. "Disfrutad de esta gente que ha dedicado dos meses muy importantes de su vida para representaros, se han implicado a tope, han intentado hacerlo lo mejor posible y al final nos vamos a casa con un oro. Disfrutadlo. Cuando no ganemos, el día que sea, también nos apoyáis", solicitó.

También se animó a hablar el seleccionador, Sergio Scariolo, que, parafraseando a Pepu Hernández, comenzó su alocución silabeando PA-LLA-CA-NES-TRO -baloncesto en italiano-. "Ayer fue el partido más visto de toda la historia del baloncesto español, en el que España se ha convertido en campeona del mundo", apuntó. "¿Queréis saber por qué este equipo es campeón del mundo? Porque no se ha rendido nunca cuando las cosas estaban jodidas; para estos jugadores, aunque los partidos pintasen mal, bajar los brazos nunca ha sido una opción. Hasta que el corazón les ha dado fuerza, el cerebro ha encontrado un recurso para salir adelante y ganar los partidos. Por eso se merecen ser campeones del mundo", apuntó el técnico, que fue manteado por sus jugadores.

Uno por uno, fueron hablando todos los internacionales, que también recordaron a los hombres que durante las ventanas lograron la clasificación; uno de los que los homenajeó fue Sergio Llull. "Sólo quería daros las gracias por el apoyo. Estábamos muy lejos y os sentíamos. Un recuerdo especial a los jugadores que han jugado las ventanas de clasificación, un trocito de esta medalla es suyo", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios