liga de campeones

De nuevo... Benzema

  • El francés aparece, como hace un año, en semifinales

Karim Benzema. Karim Benzema.

Karim Benzema. / emilio naranjo / efe

Comentarios 1

El delantero internacional francés Karim Benzema, tantas veces denostado y criticado por la afición blanca, volvió a emerger en el momento más oportuno, cuando el Real Madrid más lo necesitaba, en una semifinal de la Liga de Campeones.

La pasada temporada, también en la Champions, apagó el intento de remontada del Atlético de Madrid en el estadio Vicente Calderón en el partido de vuelta con una jugada plagada de habilidad sobre la línea de fondo que aún está fresca en la retina del madridismo. Fue, sin duda, su gran momento de la temporada, que, sin embargo, no le ha servido para ganarse el corazón de la afición madridista, molesta con su aparente indolencia en buena parte de los encuentros y con su falta de gol.

Benzema esta temporada no ha ganado en regularidad ni en efectividad ante las porterías contrarias. Se ha criticado además su titularidad en buena parte de la campaña, aunque esta condición la había perdido en este último tramo, igual que el galés Gareth Bale, ante el empuje de jugadores nacionales como Lucas Vázquez o Marco Asensio.

Zinedine Zidane decidió devolverlo un lugar en el once para este encuentro de vuelta ante el Bayern Múnich y el ex delantero del Olympique Lyon fue el nueve que necesitaba el cuadro blanco ante el empuje y el nuevo intento de remontada del conjunto que dirige el veterano Jupp Heynckes.

Con el Real Madrid muy tocado ante el gol inicial de Joshua Kimmich, tan sólo ocho minutos después supo ganarle la espalda al austríaco David Alaba para rematar de cabeza un centro medido desde la izquierda del brasileño Marcelo y firmar el empate.

No estuvo mucho más brillante en todo el primer periodo, pero en la primera acción del segundo tiempo ejerció de cazagoles, de ariete típico, al aprovechar un fallo garrafal del meta Sven Ulreich para situar al Real Madrid con ventaja y meterlo en la final de Kiev.

De villano a héroe, como tantas veces ocurre en la vida y en el fútbol. Benzema no marcaba desde el 31 de febrero, en un partido de Liga en Las Palmas, de penalti. En jugada no lo hacía desde el 18 de febrero en Sevilla ante el Betis. Y en la Champions, desde el encuentro ante el APOEL del 21 de noviembre, cuando también anotó dos dianas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios