atletismo maratón de sevilla

Un oro para lucir y relucir

  • La prueba estrena la categoría Gold de la IAAF, el máximo nivel, siendo Campeonato de España y con unos 13.000 corredores ya inscritos

Un representante del hotel, José Manuel Roas, David Guevara, concejal de Deportes, y Rodrigo Gavela, durante el acto. Un representante del hotel, José Manuel Roas, David Guevara, concejal de Deportes, y Rodrigo Gavela, durante el acto.

Un representante del hotel, José Manuel Roas, David Guevara, concejal de Deportes, y Rodrigo Gavela, durante el acto. / j. j. úbeda

La XXXIV edición del Maratón de Sevilla estrenará el 25 de febrero la categoría Gold Label, el sello de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) para las pruebas de máximo nivel con dos objetivos: mantener esa distinción (en la que influyen muchos aspectos más allá del deportivo) y batir los récord de la prueba en el año con mayor presencia extranjera. Así lo expresó el director de la carrera, Rodrigo Gavela, en un acto que homenajeó al sevillano José Manuel Roas, que, tras su lesión del año pasado, volverá a correrlo empujando el carro de su hijo Pablo, con parálisis cerebral.

La ciudad y el recorrido plano de la carrera invitan a la llegada de miles de atletas de fuera de España, que para este año ya han superado los 3.000, lo que representa un 23% del total, que se estima en unos 13.000 atletas. Hay cinco continentes representados y más de 70 países y también aumenta un 6% respecto a 2017 la participación de mujeres (unas 1.500).

En el aspecto deportivo, la prueba hispalense tendrá de nuevo categoría de Campeonato de España, de manera que los cuatro primeros corredores nacionales irán a los Europeos de Berlín de este verano, siempre que tengan la mínima (2:14.30 en hombres y 2:34:30 para las chicas). Por ello en Sevilla estarán las primeras figuras del panorama nacional, entre las que destacan Javi Guerra y Jesús España, quien debutara en esta disciplina precisamente en la capital andaluza (2:11.58 en 2016, que sigue siendo su mejor marca personal). Sin embargo, será Guerra quien busque hacer historia en la prueba y suceder a José Ramón Rey como último ganador nacional.

El segoviano cuenta con un mejor registro de 2:09.33 (en Londres 2015) y viene de hacer 1:01.38 horas en el medio maratón en Granollers. Su idea es bajar de los 2:09 y este año a Sevilla no llegan grandes nombres como en otras ediciones y que vivían de registros de hacía mucho tiempo, pero sí corredores del nivel con buenas marcas acreditadas recientemente, por lo que se presume que el triunfo estará disputado y el español podría estar en la lucha con ellos. Hay una nómina importante de corredores con 2:08 y 2:09 horas, entre ellos Guerra, que contarán con liebres hasta la media maratón y otra hasta el kilómetro 30 en busca de esos récords. El segoviano puede sufrir si los africanos se atacan entre sí con continuos cambios de ritmo, pero es un atleta inteligente que corre a un ritmo regular y estará seguro en la pugna.

En segunda línea estarán muchos corredores europeos y españoles en busca de la mínima para el Europeo de Berlín.

En mujeres la gran aspirante al título nacional será la valenciana Marta Esteban, cuyo reto será hacer 2:28 ante rivales como la alavesa Elena Loyo, la madrileña Clara Simal (vigente campeona nacional). También está inscrita la cántabra Paula González, vencedora los dos últimos años en Sevilla, aunque, recién salida de una lesión, posiblemente será baja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios