Fútbol l Liga BBVA

La osadía como seña de identidad

  • Guardiola alineó a un equipo de suplentes ante el City para decepción de los hinchas

Comentarios 1

Josep Guardiola no pierde oportunidad de parecerse a sí mismo ni en pretemporada. Una de las señas de identidad del técnico del Barcelona es la osadía, y tal condición la demostró en la fiesta del Trofeo Joan Gamper, en la que no le importó alinear a un equipo de suplentes para decepción de 95.000 aficionados.

El club organizó el miércoles una gran fiesta que duró ocho horas y que tuvo el partido ante el Manchester City como principal atractivo del cartel. Los hinchas pagaron hasta 82 euros por las localidades más caras. Todo estaba preparado para el disfrute: muchos turistas deseosos de aclamar a sus ídolos, la presentación del campeón de Europa, pantallas de vídeo rememorando las conquistas de la pasada temporada y un portente rival como el Manchester City. Era una gran fiesta.

Pero Guardiola sorprendió a todos al alinear a un equipo repleto de reservas, incluyendo a Ibrahimovic, su gran refuerzo para la próxima temporada y quien tuvo que esperar a la segunda parte para debutar con su equipo.

Las opiniones son dispares, según de dónde procedan. La prensa madrileña no duda en censurar la decisión de abrir la fiesta con los suplentes, mientras la prensa de Barcelona no le concede valor, como si Guardiola estuviera por encima del bien y del mal tras darle al club catalán la mejor temporada de su historia.

Una de las características de Guardiola es aplicar métodos poco convencionales, incluyendo normas de convivencia muy estrictas, viajes el mismo día de un partido o la utilización de jugadores jóvenes sin ningún rubor. Tampoco tuvo problemas para despedir del equipo a Eto'o. Guardiola, en cambio, mima como a nadie a Messi, a quien le permitirá no jugar el primer partido de la Liga para que pueda estar con su selección ante Brasil.

Ahora, Guardiola se enfrenta al reto de intentar igualar lo realizado la pasada temporada, con las conquistas de la Liga, la Copa del Rey y la Liga de Campeones. Y lo hará con un plantel que apenas se ha reforzado. Básicamente, cambió a Ibrahimovic por Eto'o.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios