Copa del Rey

El Barcelona sufre en Vallecas pero accede a cuartos de final (1-2)

  • El conjunto azulgrana remonta el tanto inicial del Rayo Vallecano gracias a los goles de Messi y De Jong.

Los jugadores del Barcelona celebran el primer tanto anotado por Messi Los jugadores del Barcelona celebran el primer tanto anotado por Messi

Los jugadores del Barcelona celebran el primer tanto anotado por Messi / efe

Un gol del argentino Leo Messi y otro del holandés Frenkie De Jong en la segunda mitad permitieron al Barcelona ganar por 1-2 en Vallecas al Rayo, que se adelantó en el marcador, para acceder a los cuartos de final de la Copa del Rey.

El Rayo se puso por delante a los 62 minutos con un gol del lateral izquierdo Fran García, que culminó una buena jugada colectiva con un remate dentro del área pequeña.

El Barcelona solo tardó siete minutos en empatar con un tanto de Leo Messi tras un pase desde la izquierda del francés Antoine Griezmann.

El equipo catalán dio la vuelta al marcador a falta de once minutos para el final con una jugada de pizarra que inició Messi con un pase al hueco hacia Jordi Alba, que nada más recibirlo puso un centro al área pequeña que empujó a gol De Jong.

Antes de los goles, el Barcelona, con remates de Riqui Puig, De Jong y Messi, estrelló tres balones en los postes

El equipo madrileño basó su estrategia en tratar de anular la participación de Riqui Puig y Sergio Busquets más que en depender de Messi, que estuvo muy desasistido en algunas fases de la primera parte.

En la segunda parte Messi fue mucho más determinante y lo empezó a demostrar desde el principio con una falta lateral que, a los 48 minutos, lanzó cerrada al segundo palo y el balón se fue al travesaño.

El Rayo, sin presión, adelantó su línea de posicionamiento en la segunda parte y aprovechando algunos huecos que dejó el Barcelona fruto de su nerviosismo comenzó a inquietarle.

En una de esas aproximaciones Álvaro García recibió el balón a la carrera por el costado derecho y, en la línea de fondo, puso un centro que Neto no acertó a despejar bien, dejó el esférico muerto en el área pequeña y Fran García lo mandó al fondo de las mallas.

Al Rayo la alegría le duró poco porque siete minutos después Messi apareció cuando más lo necesitaba su equipo. De Jong puso un balón hacía la izquierda para Griezmann, que inició la carrera y puso un centro al corazón del área que el argentino remató a gol.

El Barcelona dio la vuelta al marcador con una jugada de pizarra que inició Messi con un pase al hueco hacía Jordi Alba, que nada más recibirlo puso un centro al área pequeña que empujó a gol De Jong.

El segundo gol del Barcelona dejó tocado al Rayo, que aún así no se resignó a caer eliminado y con más corazón que acierto terminó asediando a su rival, al que metió en su área hasta la última jugada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios