Fútbol sala | Fase de ascenso a Primera División Los penaltis castigan al Betis Futsal (1-1) (2-3)

  • El Córdoba pone fin a las esperanzas del equipo verdiblanco en el tercer partido de la eliminatoria y jugará la final por el ascenso

Los jugadores verdiblancos, frustrados tras la tanda de penaltis. Los jugadores verdiblancos, frustrados tras la tanda de penaltis.

Los jugadores verdiblancos, frustrados tras la tanda de penaltis. / Juan Carlos Vázquez

Jornada amarga en San Pablo, donde el Betis Futsal terminó cediendo ante el Córdoba en la tanda de penaltis del tercer partido ante los califales. Tras no resolverse en los 40 minutos reglamentarios (1-1), el envite pasó a la prórroga, en la que tampoco se quebró la igualada. En el desenlace, el lanzamiento errado al inicio de la tanda por Rubén Cornejo penalizó al equipo verdiblanco, que terminó entregando la cuchara (2-3).

Existía gran expectación en torno al choque en Sevilla después de que los cordobeses se apuntaran el triunfo el viernes. Y los béticos firmaron un inicio fulgurante. En el quinto minuto, Ivi ya había avisado con un disparo escorado que obligó a intervenir a Nono. Y solamente uno después, Burrito recibió delante del meta visitante y picó el balón por encima suya. Cuando toda la grada cantaba el gol, el cuero dio marcha atrás repelido por el poste.

No se guardaron nada los de Daniel Ibañes, que poco después volvían a visitar los dominios de su rival con un disparo de Borja Blanco. Una de las más claras la tuvo Rubén Cornejo, que se quedó mano a mano ante Nono sin acertar en el gesto final. Como ya ocurriese en el segundo partido, el portero cordobés salvó los muebles en un buen número de ocasiones. También lo hizo Cidao en alguna ocasión. Aunque el bético estuvo menos exigido que su homólogo.

El marcador permanecía inmóvil y la segunda mitad estuvo llena de tensión. A cinco minutos del final, San Pablo estalló de júbilo con un gol que parecía definitivo. Cidao buscó a Tobe en largo, éste aguantó la pelota y la dejó de cara para Borja Blanco, que introdujo el balón en el marco califal. Sin embargo, los béticos no supieron sostener la ventaja. Koseky, con un tiro lejano que pilló desprevenido a Cidao, empató a falta de tres minutos.

Ya en la prórroga, el Betis tuvo una doble ocasión que no debió perdonar. Primero, Keko recibió de espaldas, se revolvió y terminó sentando a su defensor, que aun así pudo desviar ligeramente su tiro. En el saque de esquina consecuente, Borja Blanco estuvo astuto sacando rápido, pero Rubén Cornejo perdonó ante Nono. Los verdiblancos no fueron capaces de evitar los penaltis. A la hora de la verdad, Cornejo volvió a no estar fino al lanzar al poste. Y pese a que Burrito y Borja Blanco sí convirtieron sus intentos, ni Lolo Jarque, ni Manu Leal ni Koseky fallaron ante Cidao (2-3). El Córdoba tumbó al equipo de Ibañes tras una eliminatoria reñidísima.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios