Deportes

2018, ¿propósito de enmienda?

  • El Sevilla Atlético, después de una nefasta segunda mitad de año, confía en remendar los fallos con una victoria ante el Lorca que ayude a la salvación

  • La permanencia, a ocho puntos

2018, ¿propósito de enmienda? 2018, ¿propósito de enmienda?

2018, ¿propósito de enmienda?

Con las tradicionales campanadas con las que se inicia el año nuevo se lanzan al aire numerosos propósitos, que a la postre suponen retos, para realizar en los 365 días siguientes. Muchos, quizás demasiados, se abandonan a las pocas semanas de ser propuestos; otros tantos se mantienen implacables al paso del tiempo. Son éstos los que deben permanecer a fuego marcados en el vestuario del Sevilla Atlético, que tiene que tratar de revertir una situación delicada, antes de que sea extremadamente tarde.

La cuerda empezó a deshilacharse en el ecuador del pasado año. Después de una magnífica temporada a las órdenes de Diego Martínez, ahora en Osasuna, el filial encaraba con la dirección de Luis García Tevenet el difícil reto de lograr lo que nunca había conseguido hasta el momento: lograr mantenerse en la Segunda División más de dos temporadas.

Para esta asignatura la nota no puede ser más deficiente. El equipo sevillista, ahora mismo a falta del último encuentro que cierre la primera vuelta, sólo ha ganado un partido y da con sus huesos en el pozo de la clasificación. La salvación, difícil, está ahora mismo a ocho puntos. Pero, como nota positiva, todavía queda mucha Liga para enmendar los errores cometidos hasta el momento, sobre todo en la segunda mitad del año. Porque no sólo la fortuna, que es bien cierto que en muchas ocasiones fue esquiva, ha sido clave en esta situación que atraviesa el primer filial blanquirrojo y culparla únicamente a ella sería de mal jugador, como suele decirse en otras disciplinas deportivas.

Es por eso que el Sevilla Atlético debe colocar la primera piedra que cimiente ese propósito de enmienda hoy ante el Lorca en casa. Regalar un triunfo a los suyos, el primero de la temporada en su propio feudo, no sería cosa cualquiera y seguro que inyectaría moral, tanto a la afición como a los jugadores, para afrontar el resto de competición. El rival, además, aparece como el rival apropiado, a tenor de la clasificación, para lograr la segunda victoria de la temporada. Sólo tres puntos por encima del filial franjirrojo están los murcianos, si bien esta renta les permite únicamente estar un puesto por encima.

Una victoria, además, permitiría a los sevillistas volver a engancharse al grupo que pelea por la salvación, así como dar caza a este rival directo, mientras que una hipotética derrota dejaría a los de Tevenet bastante descolgados ya en la lucha por continuar una temporada más en la categoría de plata del fútbol nacional. Por la agónica situación de ambos rivales, éste supone un auténtico duelo por la permanencia.

Llegará al encuentro el Lorca con un nuevo inquilino en el banquillo, un histórico del fútbol como es Fabri, recordado por aquella hazaña de lograr dos ascensos consecutivos con el Granada y llevarlo a Primera División hace algunos años. El técnico gallego fue confirmado al frente del club murciano a finales del pasado mes de diciembre después de una racha de cuatro encuentros sin ganar que le terminaron de costarle el puesto a Curro Torres, hasta entonces dueño del banquillo, por lo que todavía no ha debutado con su nuevo equipo. Fabri tiene ante sí la difícil papeleta de lograr una salvación que cada jornada que pasa parece ponerse más cara.

Por su parte, habrá que ver si un resultado que no supusiera un triunfo para el Sevilla Atlético podría provocar un relevo de Tevenet en el banquillo. Quizás todo lo ocurrido en el primer equipo, con la destitución de Eduardo Berizzo y la llegada de Vincenzo Montella, haya dado algo de oxígeno al técnico sevillano, que en otra situación, seguramente, hubiera terminado con sus huesos fuera del club.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios