Betis-córdoba

Ya queda un mal trago menos (3-0)

  • Los verdiblancos inician la temporada con una contundente victoria en casa.

Comentarios 28

Primera estación de la penitencia superada. El Betis sacó adelante con solvencia su primer compromiso de ese sinvivir que le ha tocado en la Liga Adelante. Se impuso al Córdoba con un marcador holgado, eso es indiscutible, y por ahí no hay nada que objetar. El conjunto de Antonio Tapia fue claramente superior a su adversario por la sencilla razón de que sus individualidades están a años luz en algunos casos, pero tampoco se debe obviar la permisividad del primer periodo, cuando Goitia sufrió demasiados sustos para la endeblez que mostró el conjunto visitante en todo momento.

Es el relato de los hechos dentro del terreno de juego, porque fuera de él también tuvo un papel destacado la afición verdiblanca. El beticismo de la contemporaneidad, en la complicada situación que le ha tocado vivir, supo distinguir entre el equipo, al que ayudó en todo momento, y la persona concreta de Manuel Ruiz de Lopera. Porque el dueño del paquete mayoritario de las acciones del Real Betis volvió a ser repudiado de manera mayoritaria en dos momentos puntuales. Minuto 75, 2-0 en el marcador, con canto colectivo del ya famoso estribillo del "Lopera vete ya", y minuto 85, después del 3-0 rubricado por Sergio García. Es evidente que las protestas no sólo llegan en los momentos de malhumor, también aparecen cuando el marcador conduce a la sonrisa.

Sirva este paréntesis sobre algo tan importante en la actualidad del Betis para retornar a la crónica de algo que debería ser lo habitual en el estadio heliopolitano a lo largo del ejercicio que ayer arrancó. El Betis debe hacer valer sus argumentos técnicos para ir dejando rivales en la cuneta. En el primer examen de verdad, así fue y ésa es la mejor noticia para los béticos. Sin embargo, esa superioridad en el aspecto que, al fin y al cabo, decide el fútbol deberá ir acompañada de una mayor solvencia en la parte de atrás y ése es el aspecto que deberá trabajar Tapia para conseguir que el grupo se asemeje a lo que ha sido normal en la mayoría de sus equipos. No es normal que el Córdoba, con sus carencias, tenga tantas oportunidades para marcar.

Pero el Betis tampoco iba a necesitar mucho para arrancar con buen pie. No son muchos, cierto es, pero Antonio Tapia cuenta en sus filas con algunos futbolistas que pueden desequilibrar los partidos en esta categoría casi por inercia y eso, cuando se habla de segunda división, es suficiente. A la espera del recién fichado Nacho o de un mayor protagonismo de Caffa y de lo que pudiera llegar aún, Sergio García, si no se marcha antes del cierre del plazo, Juanma y hasta Pavone son capaces de decantar un partido sin necesidad de hacer un fútbol espectacular. No son muchos, pero sí suficientes si el nivel del que está enfrente se ajusta más o menos a lo que expuso el Córdoba en la calurosísima tarde de ayer, algo que tampoco es seguro a la vista de lo poquito que pudo dar de sí el conjunto de Lucas Alcaraz.

Ése sería el asunto a colocar en el haber, pero existe un debe que también es digno de ser tenido en cuenta. Antonio Tapia va a tener que trabajar muchísimo para colocarle al edificio unos cimientos sólidos. No es normal que el Córdoba se pueda plantar tantas veces cerca de Goitia con opciones para cantar gol. Ya fuera a través de un rechace del propio guardameta, de un centro paralelo aislado o de alguna jugada a balón parado, pero lo cierto es que Carpintero, Arteaga o Javi Flores gozaron de algunas oportunidades clarísimas para haber adelantado a los suyos y eso es un punto de preocupación, sin duda.

Afortunadamente, el Betis salió indemne y eso le permitió manejarse con menos presión exterior. Porque el horno no estaba para muchos bollos y lo contrario hubiera sido empinar aún más la cuesta arriba. Pero en el fútbol no valen las oportunidades y sí los goles que se contabilizan. Bastó con el primer destello de Juanma para que éste se asociase con Pavone y pusiera al Betis por delante.

Hasta el intermedio llegarían algunos sustos más, pero después todo sería coser y cantar. Alcaraz optó por jugárselo al todo o nada y Tapia hizo todo lo contrario. Caffa por Odonkor, once contra once en lugar de diez contra once. Tanto lo uno como lo otro fue aprovechado perfectamente por el Betis para salir a la contra, para mandar en definitiva. Con Sergio García disfrutando entre líneas, la superioridad de los verdiblancos fue total y el marcador se fue ensanchando hasta contabilizar la primera goleada del curso. El Betis dejó atrás el primer mal trago y lo hizo con solvencia, con destellos de calidad de sus hombres. Y con eso, en Segunda, basta y sobra.

Ficha técnica:

3 - Real Betis: Goitia; Damiá, Carlos García, Melli, Fernando Vega; Juande, Sunny; Juanma (Rodri, m.81), Sergio García (Capi, m.85), Odonkor (Caffa, m.58); y Pavone

0 - Córdoba CF.: Raúl Navas, Ceballos, Agus (José Vega, m.63), Gaspar, Richy, Jorge Luque; Dañobeitia (Pepe Díaz, m.55), Carpintero, Javi Flores; Arteaga y Asen (Simón, m.55).

Goles: 1-0. m.23, Juanma. 2-0. m.67, Caffa. 3-0: m.83. Sergio García

Árbitro: Carlos del Cerro Grande (c.madrileño). Mostró tarjeta amarilla a Caffa (m.71).

Incidencias: partido disputado en el estadio Manuel Ruiz de Lopera con casi media entrada, unos 25.000 espectadores, un millar de ellos seguidores cordobeses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios