Real Murcia 2-Sevilla Atlético 2 Deja escapar dos puntos

  • El Sevilla Atlético cede un empate por no saber matar el partido ante el Real Murcia

  • En los momentos clave, fallaron en ataque y en defensa

El sevillista Lara y el local Iván Pérez luchan por una pelota. El sevillista Lara y el local Iván Pérez luchan por una pelota.

El sevillista Lara y el local Iván Pérez luchan por una pelota. / SFC

Un punto fue el bagaje con el que el Sevilla Atlético logró volver de la Nueva Condomina en su visita al Real Murcia. Pudieron ser tres, de haber acertado a cerrar el partido cuando el marcador reflejaba un 1-2 a su favor. Sin embargo, entre unas cosas y otras, ni fue capaz de anotar el tercer tanto cuando tuvo ocasiones para ello ni logró evitar que los pimentoneros empataran el duelo.

El guión se repitió tanto en la primera como en la segunda parte. Logró adelantarse el equipo hispalense, aunque los murcianos encontraban el camino para batir a Lucho e igualar el marcador. En el primer acto, después de un córner botado por Pedro Ortiz, muy abierto, encontró la cabeza de Kibamba, quien con un brillante testarazo, ponía por delante a los suyos. El tanto llegaba cuando se alcanzaba el cuarto de hora del encuentro.

Parecía controlar, sin apenas preocupaciones, el filial sevillista después de ponerse por delante en el marcador. Y prácticamente, en el primer acercamiento peligroso de los locales, llegó el empate. Fue en el minuto 38 de partido, después de un lanzamiento de córner, Lucho sacó como pudo el remate en primera instancia de un atacante local, la zaga no repelió con contundencia y Toril, casi sin oposición, remachó sobre la línea de gol.

Como si fuera un calco de la primera mitad, en la segunda volvió a ponerse por delante el equipo nervionense. Lo hizo por medio de Diabate, que había perdonado algunos minutos antes una ocasión para volver a poner al Sevilla Atlético en ventaja. En el 53, y después de una brillante contra hilada por Simo y Lara, el balón llegó al atacante costamarfileño, que logró superar a Marcellán para, ahora sí, poner en ventaja a su equipo.

Movió el banquillo el Real Murcia y lo hizo con un triple cambio. Adrián Hernández agotó los tres a la hora de partido, buscando un revulsivo en el banquillo que permitiera salvar, al menos, un punto. Unos movimientos de fichas ofensivos, que permitirían a los sevillistas gozar de alguna ocasión para matar el partido. Ahora tocaba aprovecharlas y mantenerse firme en defensa para sumar tres importantísimos puntos.

Pero ni una cosa, ni otra. A la hora de la verdad, el Sevilla Atlético fue incapaz de batir a Marcellán por tercera vez. Lo intentaron Iván, en primera instancia, y Mena, en una ocasión muy clara tras plantarse delante del meta local. Pero ambos fallaron la definición. Errores en ataque, y en defensa. Porque en el minuto 83, después de una falta lateral botada por Armando, Lucho fue incapaz de despejarla y la pelota cayó a Berrocal, quien acabó introduciéndola en su propia portería.

Al final, reparto de puntos entre unos y otros, y la sensación de que el Sevilla Atlético dejó escapar dos ante un equipo que apenas inquietó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios