Atletismo

Un sherpa de máxima categoría

Martín Fiz, el año pasado en Vitoria, corriendo la maratón que lleva su nombre. Martín Fiz, el año pasado en Vitoria, corriendo la maratón que lleva su nombre.

Martín Fiz, el año pasado en Vitoria, corriendo la maratón que lleva su nombre. / Jon Rodríguez / EFE

No debe haber muchos fondistas españoles con el currículum que ostenta Martín Fiz (Vitoria, 1963). El corredor vasco, que participó en dos ediciones de los Juegos Olímpicos y que en 1995 fue campeón mundial de maratón en Göteborg, no detiene el trote y sigue sobresaliendo por encima del resto en categorías Máster. Este domingo, sin embargo, estará en Sevilla por motivos no competitivos.

En la media maratón hispalense será el acompañante de lujo de Micaela, una corredora aficionada que fue premiada en un sorteo de EDP, principal sponsor de la carrera. Fiz se adaptará a su ritmo y le irá dando consejos de cómo encarar una prueba de estas características. “Va a ser una cosa muy bonita”, admite el atleta, que hace dos años ya participó en la prueba junto a a un corredor invidente. “Ella tiene ilusión porque es su segunda media maratón y, sobre todo, porque vamos a convivir. Porque el sábado, antes de la competición, vamos a almorzar para conocernos, en un encuentro que ha organizado EDP”, explica.

Fiz ha corrido en la capital andaluza en diversas ocasiones. Y reconoce que es de su gusto. “Sevilla es una gran plaza para correr, por el clima, por la gente, por el recorrido y por todo. Tiene todos los ingredientes”, considera el vitoriano. No sólo correrá junto a Micaela, por cierto. También lo hará junto a su marido, un gran admirador de su trayectoria.

A sus 56 años, Fiz conserva una ambición encomiable. De hecho, en 2019 hizo varias marcas únicas en su categoría. Batió el récord de España de maratón en Máster 55 con un registro de 2:27.45. Lo hizo en el mes de abril. Y había pulverizado antes, en enero, la plusmarca mundial en este rango en los 10.000 metros de Valencia, con un tiempo de 31.36. “Si sigo compitiendo así es por la pasión que tengo por este deporte”, corrobora él con convicción.

En todo caso, insiste en que a su edad, el objetivo debe ser mantener una cierta continuidad. “Lo importante cuando vas cumpliendo años no es tanto la mejoría, sino el poder mantenernos”, valora el vitoriano, que desea “ir perdiendo el mínimo tiempo posible”.

No obstante, aunque le gustaría “mantener” sus promedios, admite que ha comenzado el 2020 tocado, con una “pequeña rotura de fibras” que aún no ha podido recuperar del todo. Eso no le impedirá estar en la media maratón sevillana. Donde será un sherpa de alta calidad para Micaela. “Ya he estado hablando con ella por teléfono para darle algunas pautas”, dice.

Para un corredor amateur, la oportunidad de estar al lado de un atleta de la talla de Fiz es única. Más en un entorno como el que ofrece Sevilla. La prueba de este domingo arrancará y terminará en el Paseo de las Delicias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios