atletismo 3 europeo de cross de belgrado

Un 'viejo zorro' con ganas en Belgrado

  • A sus 36 años, Pentinel afronta el Campeonato de Europa con la intención de repetir el oro por equipos de 2012 Lejos de pensar en la retirada, mira al maratón como próximo reto

Seguir en la brecha con 36 años no está al alcance de cualquiera. Menos aún en el atletismo, un deporte en el que la edad pasa en un visto y no visto de ser un grado a una rémora por la falta de chispa. Pero Antonio David Jiménez Pentinel es una de las excepciones que confirma la regla. Una de esas rara avis que sacan fuerzas a diario para seguir peleando por un sitio en la élite, aunque sea en un escalón más abajo del que estuvo algunos años atrás.

Con todo, el sevillano será uno de los líderes del equipo nacional de cross en el Europeo de Belgrado (Serbia) que se disputa el domingo, en el que España defiende el oro por equipos conseguido en 2012 bajo la nieve de Budapest. ¿Hay más presión ahora? "Ya el año pasado sabíamos que teníamos un gran equipo y que había que pelear el podio. Ahora vamos con la misma idea, porque al no haber Mundial a este campeonato van los mejores y no será fácil. No sé si tenemos más o menos presión por los resultados, sí por la que nosotros mismos nos autoexigimos por dar y lograr lo máximo", apunta el atleta, que en 2001 se colgó el bronce en una temporada mágica: "Bendito 2001. Pero el tiempo pasa. Ésa sí que fue una medalla inesperada porque eran favoritos otros. Me encontré bien ese día y salió todo rodado. Han pasado 12 años y he ganado en veteranía y kilómetros en las piernas, pero la ilusión y las ganas con las que afronto las competiciones son las mismas".

Pentinel es uno de los ocho atletas españoles que cuenta con medalla individual en la categoría absoluta en sus cuatro participaciones. En la capital húngara fue el vigésimo, así que sus objetivos en la capital serbia están bastante claros: "Ayudar al equipo e intentar estar lo más arriba posible. Esto no es pista. Se corre campo a través y la forma en que te adaptes al circuito, que tengas un mejor día o no y la climatología afectan mucho". Para la carrera se espera agua-nieve y temperaturas de entre 2 y -2 grados.

Y es que hace apenas un año el Europeo se disputó en un trazado nevado, congelado incluso, "de los más duros" en los que el sevillano ha corrido. "El barro tampoco ayuda, porque te frenas y no puedes correr. A ver qué condiciones nos encontramos", apunta Pentinel, el más veterano de un equipo que encabezan Javi Guerra y Alemayehu Bezabeh, el único suspendido como consecuencia de la Operación Galgo que reapareció el pasado febrero con una victoria en el Campeonato de España de cross por clubes capitaneando al potente Bikila. "No soy ni juez ni parte para valorar si debe estar o no, soy atleta. Ha cumplido su sanción, ¿no?, pues a competir. Es como el que sale de la cárcel. Estoy en contra del dopaje, pero no gano nada hablando de un compañero porque al final es el mismo quien se lleva los palos por hablar. Tengo claro que el que lo haga, que lo pague, pero no se puede crucificar a todo el atletismo por unos pocos. ¿Cuántos controles se pasan y dan negativo?".

En la presente campaña de campo a través el sevillano es uno de los corredores españoles más destacados tras ser cuarto en Soria y el sexto español en el de Atapuerca, pero más allá del cross la temporada de Pentinel tiene un horizonte claro: Zúrich 2014. "Será mi último año en los obstáculos y me gustaría poner un broche en los Europeo de Zúrich. Sería un gran colofón lograr la mínima y competir allí", asegura el que fuese campeón continental en 2002 en Múnich, quien, pese a todo, asegura que, "pese a estar camino de los 37, es buena señal seguir con ganas de pelear". "Hay cosas que duelen más que cuando uno tenía 25 años, y lo que antes costaba un poco ahora cuesta más. Es ley de vida", afirma. Como es ley de vida el atleta es quien con la experiencia pasa del tartán a la carretera: "Lo que se pierde de chispa se gana de fondo. La idea puede ser tirar para el maratón, pero lo tengo que pensarlo aún".

Queda tiempo para ello, y tras el Europeo Pentinel todavía podrá disfrutar "corriendo por el campo" en los distintos cross de España. ¿Volverá a Itálica? "Quiero pensar que sí. El año pasado hubo problemas económicos. Lo respeto, pero también hay que respetar que me negase a correr gratis. Es mi pan, y me parecía coherente pelar por él, porque no puede ser que para unos no haya dinero y para otros, sí. Quizá faltó algo de unidad entre los atletas, pero es algo que está ya en el pasado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios