EBE

Emprendedores y usuarios, protagonistas de la primera jornada del EBE10

  • Carlos Barrabés defiende que éste es el mejor momento para poner en marcha una empresa. Daniel Torres Burriel y Adrián Segovia explican cómo mejorar la relación entre los creadores de contenidos y sus lectores.

La quinta edición del Evento Blog España ha comenzado este viernes en Sevilla con una sesión en la que empresas que empiezan a dar sus primeros pasos han dado a conocer a los asistentes sus proyectos. En la sesión De-Muestra, un clásico ya en el EBE, representantes de iniciativas como la de los cordobeses de City Analitics, los granadinos de TuBus o los chilenos de Bligoo han mostrado sus herramientas, que permiten medir el flujo de personas que pasan por un punto determinado, saber cuánto falta para que llegue el autobús o poner en marcha una red social. En la web de la organización están las reseñas de todos los emprendedores que han pasado por De-Muestra.

Ya por la tarde, Enrique Dans y Juan Varela dieron inicio al programa oficial. Ambos estuvieron ya en el primer Evento Blog, en 2006, y ahora han vuelto, en la quinta edición, para repasar cómo ha cambiado en estos años la tecnología y el modo en que los usuarios se relacionan con ella. Ambos coincidieron en señalar el increíble crecimiento del número de blogs y también cómo sus autores se enfrentan a ellos y se relacionan con otros autores y con otros blogs. Antes los blogs hablaban básicamente de otros blogs y ahora de casi todo. Además, hay un gran número de redes, de nodos sociales, en los que se entrelazan. Ambos recordaron los tiempos en los que tener un blog, o plantear a un medio de comunicación la creación de uno, era una empresa difícilmente entendible para sus jefes, pero admitieron que, aunque la tecnología ha evolucionado, especialmente las herramientas (aunque el auge del vídeo haya herido de muerte al podcast), la banda ancha apenas lo ha hecho.

Tras la sesión de apertura, el programa del EBE 2010 se disgregó en tres sesiones, una de ellas protagonizada por Rubén Sánchez, de Facua, sobre las precauciones que los consumidores de comercio electrónico deben tomar y cómo la Red puede ayudar a esos mismos consumidores a defenderse de los abusos (y/o estafas) de las grandes empresas. La segunda de esas sesiones simultáneas estuvo protagonizada por Joaquín Ayudo, cofundador de Tuenti y de Glass, y en la tercera Daniel Torres Burriel abrió el primero de los talleres, dedicado a la usabilidad, en el que compartió con los asistentes algunos consejos para que el diseño de un sitio web cumpla las expectativas de los usuarios que llegan a él.

Torres Burriel recordó que un buen diseño debe generar negocio ("después para cada uno el concepto de negocio significa una cosa distinta", dijo), y para conseguir tanto eso como satisfacer los objetivos con los que los visitantes entran a esa web considera imprescindible saber, ante todo, qué es lo que quieren esos visitantes. Además, defendió la claridad, tanto en la redacción como en el diseño, el respeto a las convenciones de la web (los estándares), evitar los "botones o etiquetas engañosos", "minimizar la carga cognitiva y la complejidad innecesaria" (quitar todo lo que sobre) y ayudar al usuario para que la experiencia que obtiene al visitar un sitio web sea lo más "positiva y agradable" posible.

Aunque la crisis parece que está por todas partes, en el EBE no ha aparecido, o al menos no el viernes, tal vez asustada por el encendido discurso de Carlos Barrabés en favor de los emprendedores. Barrabés, uno de los padres del comercio electrónico en España, indicó que la clave no está “en la cantidad de talento que hay en un determinado territorio, sino en su calidad y, sobre todo, en cómo se gestiona”. Cree que el talento es una de las claves del nuevo paradigma que debe emerger en el planeta y que internet "ofrece una ocasión extraordinaria para generar emprendeduría porque permite conectar talento". En ese proceso, asegura, la innovación es clave, y debe estar asentada en la tecnología, el diseño ("entendido como aglutinador de la experiencia del cliente") y la visión global de un mundo "en permanente cambio y expansión, en el que cada día surgen tendencias de donde nunca pensamos que lo harían". En España, según Barrabés, impera "un equilibrio anclado en el pasado", basado en tres pilares: "Unos funcionarios que consumen mucho, unos trabajadores que se ganan la vida trabajando para otros en empresas tradicionales y unas empresas ni demasiado grandes ni demasiado pequeñas". Para salir de ahí, propone fundar más empresas y aumentar el tamaño de las que ya existen, y pidió no desdeñar una fórmula "tan española como la cooperativa". "Es el momento ideal para crear una empresa, para aportar más al país, para convertirse en un bicho beneficioso para la sociedad que aporte competitividad al país. Somos necesarios", dijo Barrabés. Definitivamente, la crisis no va con él.

Mientras Mauro Fuentes (Fotomaf) impartía un taller de fotografía al que entre otros muchos asistía el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, que miraba perplejo al profesor sin entender demasiado lo que estaba contando, en la sala de al lado Adrián Segovia, un experto en analítica web que ha trabajado para Vocento y ahora para Prisa (en la actualidad se encarga del análisis de El País), explicaba unas cuantas claves para conseguir el objetivo al que debe aspirar cualquier sitio web (y cualquier otra manifestación artística o profesional en la que haya implicados emisores y receptores): conseguir que lo que un sitio web ofrece se acerque lo máximo posible a la intención del lector, a lo que el usuario busca.

Para ello, Segovia propone poner al lector en el centro de cualquier proyecto, y analizar, antes de nada, cómo llega a él, yendo un paso más allá del clásico triunvirato de puertas de entrada a una web (tráfico directo, buscadores y otros sitios). Segovia anima a enfrentarse a las estadísticas no como un listado infinito de datos, sino como pistas de las que se pueden extraer conclusiones como saber si las visitas que llegan desde buscadores son generadas por la propia marca del sitio -brand- o más esporádicas, en torno a una cuestión concreta -organic-. Segovia defiende la necesidad de que ese análisis se lleve a cabo en tiempo real para poder reaccionar a esa demanda de los usuarios y ofrecerles lo que buscan, aunque cree que el verdadero reto está en "detectar tendencias, conocer a los usuarios y crear una marca fuerte". Y, sobre todo, evitar que quienes llegan a un sitio desde un buscador vuelvan atrás enseguida porque la página que han abierto no tiene nada que ver con lo que buscan (la tasa de rebote o bounce rate).  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios