Provincia de Cádiz

'Al-Jubail', una corbeta de última generación fabricada en San Fernando

  • El buque puede transportar a 102 personas y tiene una velocidad máxima de 27 nudos

  • Navantia retoma el calendario de obras tras el parón del covid y prevé botar la siguiente corbeta en noviembre

La corbeta 'Al-Jubail', poco después de ser botada en el astillero de Navantia San Fernando. La corbeta 'Al-Jubail', poco después de ser botada en el astillero de Navantia San Fernando.

La corbeta 'Al-Jubail', poco después de ser botada en el astillero de Navantia San Fernando. / Julio González

La ciudad de Al-Jubail da nombre a la primera corbeta construida en Navantia San Fernando para la marina de Arabia Saudí, cuya botadura se ha celebrado esta tarde. Con este buque, el astillero isleño ha fabricado un total de 546 barcos y supone un hito en su apuesta por el diseño, desarrollo y construcción de barcos de última generación. 

La corbeta Al-Jubail tiene una eslora de 104 metros, una manga de 14 y será capaz de transportar a un total de 102 personas entre tripulación y pasaje. Con una velocidad máxima de 27 nudos, tiene capacidad para llevar a bordo provisiones para 21 días.

El diseño de las corbetas es de última generación, maximizando a la vez la participación de Navantia mediante la incorporación de productos propios, como el sistema de combate Catiz, el sistema de comunicaciones integradas HermesysS, la dirección de tiro Dorna, el Sistema Integrado de Control de Plataforma y el puente integrado Minerva, junto con otros equipos desarrollados por Navantia bajo licencia, como los motores de MTU o las cajas reductoras de RENK.

Desde que se realizara el corte de la primera plancha, en enero de 2019, todos los talleres de Navantia San Fernando, con el apoyo del astillero de Puerto Real, han trabajado sin descanso para que este primer buque esté finalizado. Esta primera corbeta ha podido ser finalizada con éxito pese a la disminución de la actividad provocada por la pandemia del Covid-19. Precisamente, los protocolos de seguridad aprobados por Navantia han marcado este evento, en el que todos los asistentes han accedido con mascarilla y guardando la preceptiva distancia de seguridad. 

A partir de ahora, el objetivo es volver a los plazos iniciales, de manera que la siguiente corbeta pueda ser botada el próximo mes de noviembre. De hecho, tras la ceremonia de botadura, el capitán Abdullah Alshehri ha podido ser testigo del avance en la construcción de la segunda unidad, Aldiriyah en la grada 3.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios