Economía

España pide una sola voz en la UE ante proveedores de gas y petróleo

  • Los ministros de Energía debaten en Sevilla la mejora de las interconexiones pero aplazan las decisiones al consejo de marzo en Bruselas.

Sevilla acogió ayer una reunión informal de los ministros de Energía de la Unión Europea que cumplió con las expectativas iniciales: mucho debate pero escasas decisiones, por no decir ninguna. La declarada informalidad de la reunión se percibió hasta en los pequeños detalles: desde un ministro que posa en la foto de familia en pantalones vaqueros, hasta un comisario de Energía -Andris Piebalgs-, que rehúye preguntas incómodas ante la prensa arguyendo que ahora está en el cargo de forma "provisional", y que será su sucesor el que se debe "poner manos a la obra".

La cuestión clave que debatieron los ministros fue la garantía del suministro de materias primas. Es un tema crucial para los países del centro y del este de la UE, muy dependientes del suministro del gas ruso, y que se convierten en daños colaterales de los frecuentes conflictos entre Moscú y las ex repúblicas soviéticas. En estos conflictos ha faltado a veces una mayor coordinación entre los países afectados, que han tratado de negociar bilateralmente una salida obviando a Bruselas. Por esta razón, en la rueda de prensa posterior al cónclave, el ministro de Industria español, Miguel Sebastián, reclamó una "única voz en Europa en materia energética para sus relaciones con terceros países".

Pero la mejor vía para garantizar el suministro es abrir nuevas fuentes de abastecimiento. Y sin redes de interconexión entre los países, es muy difícil romper la dependencia del gas ruso. "Las interconexiones son instrumentos claves para reforzar el mercado interno, garantizar el suministro y apoyar el impulso a las energías renovables", sostuvo Sebastián.

España es una pieza fundamental para Europa. En breve, entrará en servicio el gasoducto Medgaz, que aporta una segunda conexión física entre Europa y el gas natural argelino -la otra es el gasoducto Magreb-Europa a través del Estrecho de Gibraltar-. "Si el gas del Medgaz llega al centro de Europa, se abaratará el precio del gas ruso. Y viceversa", subrayó el titular de Industria, que presidió la reunión. Sin embargo, las trabas medioambientales están dificultando nuevas conexiones con mayor capacidad entre España y Francia, que son las que permitirán que el gas de Argelia inunde Europa. "Habrá que buscar soluciones imaginativas para resolver estas trabas", agregó Sebastián.

Al medio ambiente hay que añadir la falta de financiación. "Nos hemos planteado si el mercado puede financiar estros proyectos de conexión, y hemos llegado a la conclusión de que el mercado por sí solo no es suficiente", afirmó el titular español de Industria. "La voluntad política existe, y la nueva Comisión será la que tome una decisión sobre las interconexiones", apoyó Andris Piebalgs. El comisario fue interpelado para que diera su opinión sobre la posibilidad de recortar las ayudas agrarias para destinar los fondos a la energía, pero Piebalgs se encomendó a su sucesor, que asumirá el cargo posiblemente en febrero. Algo más tarde, en marzo, se prevé un nueva reunión de ministros de Energía, aunque en este caso será formal y se celebrará en Bruselas. En este cónclave se aprobará la Estrategia 2010-2014 y el SET Plan, en los que se plasmarán en medidas concretas estas voluntades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios