Economía

Expertos estiman que la economía andaluza crecerá un 2,6% este año

  • Habrá una aportación positiva de todos los sectores

  • El consumo de los hogares y la inversión empresarial se mantienen firmes

  • Málaga, Cádiz y Sevilla tiran del carro

Varios empleados en una fábrica tecnológica andaluza. Varios empleados en una fábrica tecnológica andaluza.

Varios empleados en una fábrica tecnológica andaluza. / javier albiñana

La economía andaluza seguirá en números negros este año, completando así un lustro positivo que consolida su recuperación. Analistas Económicos de Andalucía, un grupo de estudios dependiente de Unicaja Banco, presentó ayer su último barómetro en el que estiman que el Producto Interior Bruto andaluz, a precios de mercado, se incrementará este año en un 2,6%, cuatro décimas menos que el crecimiento final previsto para el 2017. Esa estimación es además una décima inferior a la que vaticinó este grupo de expertos en el anterior informe presentado en septiembre y responde al comportamiento general de la economía, si bien los economistas subrayan que es difícil precisar a un año vista en cuestión de décimas.

El nuevo aumento de la economía regional pivotará sobre elementos positivos tanto en la oferta como en la demanda. En el primer caso, estos expertos piensan que todos los sectores tendrán un comportamiento positivo en 2018. El sector servicios, el más importante en volumen, se mantiene estable con un alza del 2,6% -un parámetro similar al obtenido desde 2015- gracias a que el turismo sigue marcando récords en Andalucía y crecen tanto el número de viajeros como de pernoctaciones. La construcción remonta el vuelo, aumentan los visados de viviendas tras la crisis y, aunque la licitación de obra pública sigue bajo mínimos, se prevé que el sector, en general, elevará sus registros un 3,5% este año, siendo el sector que más crecerá en el presente ejercicio desde un punto de vista porcentual. La industria mejorará un 2,6% y la agricultura -el sector más estacional por la climatología y las campañas- mantendrá el tipo con un aumento del 0,9%.

Desde el punto de vista de la demanda interna, el consumo de los hogares es el motor que hace que funcione o no la economía y éste se mantiene estable. Analistas cree que en 2018 el consumo de las familias se elevará otro 2,3%, en la tónica de los años anteriores. El consumo de las administraciones públicas y las infraestructuras permanece agazapado para no elevar el déficit público, por lo que sólo se espera un crecimiento del 0,9% este año. La formación bruta de capital crecerá, por su parte, otro 3,5% por segundo año consecutivo.

Todo, en principio, es positivo y eso debería tener una repercusión directa en el empleo, el principal problema andaluz. Analistas indica que, con esos números, el paro bajará un 7,7% en la comunidad, lo que dejaría a finales del año una tasa de desempleo del 23,9%, ocho puntos más que la media española. La Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2017, publicada ayer por el INE, detalla que había, a finales del año, 960.600 parados en Andalucía con una tasa de desempleo del 24,4%. De cumplirse pues estas estimaciones, Andalucía apenas lograría rebajar cinco décimas su tasa de paro a finales de este año.

Andalucía crece y crecerá en su conjunto, aunque los ritmos son distintos entre las diferentes provincias. En 2017, Málaga fue la provincia que más incrementó su Producto Interior Bruto (un 3,3%), mientras que Almería, Cádiz, Granada, y Sevilla también estuvieron en el 3% o por encima. Para 2018, se espera más de lo mismo, con Málaga como principal locomotora, con un alza del 3%, gracias a la fortaleza del turismo. Cádiz (2,9%) y Sevilla (2,8%) le seguirán de cerca. De hecho, se espera que todas las provincias andaluzas aumenten sus ingresos por encima del 2% salvo Córdoba, que lo hará un 1,8%.

Rafael López del Paso, nuevo consejero delegado de Analistas Económicos y Felisa Becerra, coordinadora del informe, destacaron ayer las buenas perspectivas de la economía andaluza en un contexto de crecimiento general en el resto del mundo. "Hay incertidumbres en el horizonte, pero los organismos coinciden en que se pueden compensar los factores negativos con los positivos y el propio FMI ha revisado al alza el crecimiento de la economía mundial para 2018", dijo Becerra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios