Nueva estrategia energética

El Gobierno deroga el "impuesto al sol" del PP

  • El Ejecutivo reconoce el derecho a autoconsumir sin peajes ni cargos.

Comentarios 26

El Gobierno ha decidido derogar el llamado "impuesto al sol", que dificultaba y desincentivaba el desarrollo de la energía solar fotovoltaica y del autoconsumo eléctrico en España, dentro de las medidas incluidas en el real decreto-ley aprobado este viernes por el Consejo de Ministros.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, señaló que con esta medida se busca paliar "el retraso de España en esta materia", ya que no es lógico que "un país rico en sol como España cuente con 1.000 instalaciones, frente al millón que tiene Alemania". 

Además, se reconoce el derecho al autoconsumo compartido por parte de uno o varios consumidores, lo que permitirá aprovechar las economías de escala; así como a autoconsumir energía eléctrica sin peajes ni cargos.

Por tanto, se deroga el cargo que se imponía al autoconsumidor por la energía generada y consumida en su propia instalación.

Según el Ejecutivo, el desarrollo del autoconsumo garantiza a los consumidores "el acceso a alternativas más baratas y respetuosas con los límites del planeta, contribuye a reducir las necesidades de la red eléctrica, genera mayor independencia energética y permite reducir las emisiones de gases de efecto invernadero".

Además, considera que es una actividad "generadora de empleo vinculado a la transición ecológica, como ya se ha demostrado en países de nuestro entorno".

Ya el pasado mayo todos los grupos pidieron la derogación de la norma, pero el PP se opuso.

Ya el año pasado y el pasado mes de mayo, todos los grupos políticos, con excepción del Partido Popular apoyaron en el Congreso de los Diputados el reconocimiento del derecho a autoconsumir energía eléctrica sin ningún tipo de cargo.

De esta manera, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, da carpetazo al real decreto sobre autoconsumo eléctrico que aprobó el Gobierno del PP en 2015, en la que era la primera normativa para que los consumidores pudieran generar su propia electricidad. Sin embargo, la normativa nació envuelta en polémica, debido al llamado impuesto al sol.

En España, la potencia eléctrica registrada en instalaciones de autoconsumo asciende a 1.196 megavatios (MW), de los cuales 170 MW corresponden a instalaciones de fuentes de energía renovables, una cifra muy baja para un país como España con un enorme potencial en estas fuentes de energía.

Dentro del autoconsumo con renovables destacan las aportaciones correspondientes al aprovechamiento energético del biogás (127 MW) y la energía solar fotovoltaica (28 MW).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios