Rescate a la banca

Gual sostiene que un mejor gobierno corporativo habría limitado la crisis financiera

  • El presidente de Caixabank aclara, aun así, que no lo considera la causa de su estallido

Jordi Gual, ayer, en la sede del IESE. Jordi Gual, ayer, en la sede del IESE.

Jordi Gual, ayer, en la sede del IESE. / R. Rovira

El presidente de Caixabank, Jordi Gual, reconoció ayer que el impacto de la crisis financiera en España se hubiera limitado de haber habido un mejor gobierno corporativo en las empresas en ese momento, según manifestó durante el VI Foro Anual del Consejero organizado por KPMG, IESE y El País.

Gual, que aclaró que no considera que el buen gobierno fuese la causa más importante para el estallido de la crisis, sí defendió que un mejor gobierno corporativo hubiera implicado un mayor control de la asunción de riesgos y, por tanto, habría limitado el impacto de la crisis. “Hubiera habido un mejor control de algunas practicas de comercialización y hubiéramos evitado algunas conductas que, directamente, eran delictivas”, explicó el directivo.

En cuanto a la reputación del sector financiero en España, Gual reconoció que ha sufrido con la crisis financiera e inmobiliaria, si bien opinó que Caixabank “ha sabido distinguirse” del resto del sector, al no haber recibido “ni un euro” de ayudas públicas y haber contribuido al proceso de reestructuración del sector aportando fondos e integrando entidades. Además, aseguró que la entidad no ha comercializado productos financieros sobre los que existe “controversia” en cuanto a las condiciones en las que se hizo, sino que su implicación en esta polémica se ha limitado a que Caixabank ha adquirido entidades que han llevado a cabo estas prácticas.

El banco está reforzando los mecanismos de transparencia en la comercialización de los productos, ya que la banca “es un negocio en que parte de los servicios son complejos”. “Es muy importante que los productos complejos vayan dirigidos a la clientela que está cualificada para comprender los riesgos”, defendió.

En cuanto a los temas que “ocupan” a Caixabank, Gual identificó la transformación digital y el potencial que ofrece la tecnología para ganar eficiencia, la competencia de las fintech que entran en el mercado, la rentabilidad y solvencia financiera y la reputación del banco. “Nuestra vocación fundacional es ser un banco diferente, creo que a lo largo de la crisis hemos sido capaces de demostrarlo y no cesaré en mi empeño de que esto sea el día a día”, apuntó Gual, quien aseguró que el peor error que puede cometer una compañía “es la autocomplacencia”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios