III Premio Manuel Olivencia Pablo Isla destaca el reto de autoexigencia que supone recibir el Premio Manuel Olivencia

Macarena Olivencia, presidenta de honor del jurado, Pablo Isla, presidente de Inditex, y Matías Rodríguez-Inciarte, presidente del jurado. Macarena Olivencia, presidenta de honor del jurado, Pablo Isla, presidente de Inditex, y Matías Rodríguez-Inciarte, presidente del jurado.

Macarena Olivencia, presidenta de honor del jurado, Pablo Isla, presidente de Inditex, y Matías Rodríguez-Inciarte, presidente del jurado. / M. G.

El presidente de Inditex, Pablo Isla, destacó ayer al recoger el Premio Manuel Olivencia al Buen Gobierno Corporativo, en su tercera edición, que el galardón no lo recibe sólo como un reconocimiento, sino que “supone un reto de autoexigencia” que para su compañía supone quedar ligada al nombre del catedrático sevillano de Derecho Mercantil.

La ceremonia del premio que organiza la Fundación Cuatrecasas se vio, como todo, alterada por la pandemia, lo que limitó el acceso al Palacio de la Bolsa de Madrid a unas pocas decenas de personas, aunque más de 300 lo siguieron por streaming en directo.

Isla no dudó en señalar respecto a esa exigencia de buen gobierno: “A las empresas relevantes se nos debe exigir más”.

En Inditex, según reconoció, pese a estar preocupados desde hace muchos años por esta cuestión, son “plenamente conscientes” de lo que supone: “Unir nuestro nombre al de Manuel Olivencia refuerza nuestro nivel de autoexigencia”.

Al recibir el premio, Isla reafirmó los compromisos y valores de Inditex y reconoció el papel que en el desempeño del buen gobierno han jugado durante los últimos 32 años su secretario general, Antonio Abril, así como el propio fundador de la compañía, Amancio Ortega, de quien dijo que “siempre ha sido exquisito en el buen gobierno corporativo”.

El presidente de Inditex recordó el compromiso que mostró al inicio de la pandemia con la sociedad al poner su capacidad logística y experiencia para usar su red de cargueros aéreos entre España y China para proporcionar el material sanitario del que se carecía. Reafirmó igualmente el compromiso con la sostenibilidad, tanto en las tiendas como en los productos y reconoció que como empresa tractora de su sector ejerce esa responsabilidad en materias como el uso de los productos químicos o los tejidos para confeccionar las prendas que venden en todo el mundo.

Al presentar el premio, Soraya Sáenz de Santamaría, socia de Cuatrecasas y jurado, resaltó la capacidad de anticipación de Inditex, algo en lo que coincidió con Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que clausuró el acto.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios