Economía

Telefónica eleva un 42% su beneficio con Brasil como primer mercado

  • El grupo negocia la entrada de otros operadores al acuerdo por el que Vodafone accederá a su fibra

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. / fernando villar / efe

Telefónica ganó 779 millones de euros en el primer trimestre de 2017, un 42,2% más, tras reformular sus cuentas de 2016 para incluir su filial británica O2 en su perímetro. Brasil volvió a aportar más ingresos a sus cuentas que España por primera vez desde el primer trimestre de 2013.

La operadora, presente en varios países de Europa y Latinoamérica, registró hasta marzo unos ingresos de 13.132 millones de euros, un 5% más que en el mismo periodo de 2016, con una contribución positiva de los tipos de cambio. La operadora reconoció ese impacto en las principales variables financieras (por primera vez desde el primer trimestre de 2015), apoyado en la apreciación de la mayoría de las divisas latinoamericanas frente al euro, sobre todo del real brasileño.

De hecho, la subida de los ingresos en Brasil, que se dispararon un 30,2% hasta los 3.165 millones, e Hispanoamérica, que crecieron un 7,6% hasta los 3.285 millones, compensaron la caída en España (2,6%, hasta los 3.066 millones), Alemania (4,7%, hasta los 1.771 millones) y el Reino Unido (8,6%, hasta los 1.601 millones). En España, el descenso de la facturación fue consecuencia de los menores ingresos de servicio (-1,5%) y la menor venta de terminales (-29,9%), pero el presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, indicó que espera para este año una "progresiva recuperación" de sus ingresos en el país.

Con esas cifras, Brasil volvió a aportar más ingresos a las cuentas del grupo que España, lo que no ocurría desde inicios de 2013.

Entre enero y marzo, el resultado bruto de explotación (oibda) creció un 4,8%, hasta los 4.021 millones. La deuda de la compañía se situó en 48.766 millones a 31 de marzo, 171 millones más que a cierre de 2016, a pesar de la generación de caja libre de 599 millones. Este aumento se debe, entre otros factores, a la retribución al accionista, al pago de compromisos de origen laboral y al mayor valor en euros de la deuda neta en divisas.

La inversión se situó en 1.621 millones, un 4,4% menos, y continuó enfocada en el despliegue de redes ultrarrápidas. A 31 de marzo, hay 39,9 millones de unidades inmobiliarias pasadas con fibra, mientras que la cobertura poblacional 4G se sitúa en el 64% (88% en Europa).

La base de clientes de Telefónica se situó en 346,9 millones a 31 de marzo, un 0,1% menos. La compañía reiteró ayer los objetivos y el dividendo anunciados para 2017, de 0,40 euros por acción en efectivo.

En una conferencia con analistas, el presidente de Telefónica confirmó ayer que la compañía "mantiene conversaciones con otros operadores" de telecomunicaciones sobre la posibilidad de establecer un acuerdo mayorista para acceder a su red de fibra similar al firmado con Vodafone. Dijo que están listos para abrir el acuerdo a otros actores, ya que además no puede ser exclusivo.

Ambas compañías anunciaron en marzo un acuerdo comercial según el cual Vodafone podrá acceder a la fibra de Telefónica tanto en determinados municipios sujetos a la regulación como en otros en los que se había liberado a Telefónica de obligaciones mayoristas de acceso a la fibra.

Álvarez-Pallete afirmó que la mejor manera de fijar el acceso a su red es negociándolo en términos comerciales y que no tendría sentido que Telefónica no aprovechara la posibilidad de obtener unas ingresos extra por la fuerte inversión que ha hecho en su esfuerzo por desplegar su red de fibra en España, la mayor de Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios