Málaga

Unicaja Banco concluye la fusión de EspañaDuero e integrará a los clientes

  • El banco andaluz ha firmado la escritura y solo queda la inscripción en el Registro Mercantil 

  • Tras cuatro años de procesos, Unicaja Banco sale reforzado en el sector financiero español

Una mujer pasa junto a una oficina de Unicaja Banco en Málaga capital. Una mujer pasa junto a una oficina de Unicaja Banco en Málaga capital.

Una mujer pasa junto a una oficina de Unicaja Banco en Málaga capital.

Unicaja Banco y EspañaDuero ya son una única entidad. El banco andaluz ha comunicado este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que habían firmado la escritura tras obtener todas las autorizaciones y el último paso será la inscripción en el Registro Mercantil para que la efectividad jurídica sea total, algo que se espera que tenga lugar el 21 de septiembre. En ese momento, los accionistas de EspañaDuero podrán cambiar sus títulos por los de Unicaja Banco.

La firma de la escritura ha sido la guinda de un pastel que ha tardado cuatro años en hornearse, ya que el proceso no ha sido nada sencillo. Unicaja Banco absorbió el banco Ceiss (formado por Caja España y Caja Duero) en marzo de 2014. La entidad castellano leonesa tenía serios problemas económicos y necesitó ayuda pública a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). La absorción por parte de Unicaja Banco salvaba al banco castellano leonés –el más importante de esa comunidad autónoma– pero había muchos hitos en el camino por sortear. El primero es que EspañaDuero tenía que cumplir las restricciones marcadas por la Unión Europea para mejorar su solvencia. El FROB vigilaba todos los pasos y tenía un amplio paquete accionarial. Por otra parte, había que esperar a que Unicaja Banco saliera a cotizar a Bolsa para dar la posibilidad a los accionistas de obtener liquidez. La idea inicial era saltar al parqué en 2016 pero el mercado, en plena crisis, no estaba en su mejor momento. Finalmente Unicaja Banco empezó a cotizar el 30 de junio del año pasado tras realizar una ampliación de capital y, con el dinero obtenido, devolvió los 604 millones de euros concedidos por el FROB a Ceiss para su rescate y posteriormente compró la participación del organismo público en la entidad castellano leonesa.

Mientras tanto, Unicaja Banco estaba inmersa en la integración informática de las dos entidades financieras, algo que no era fácil. A esa integración informática le siguió la operativa, es decir, la unificación de productos, herramientas comerciales o directrices, pero faltaba ser un único banco desde un punto de vista jurídico, ya que EspañaDuero ha actuado como filial. Esa definitiva unión jurídica es la que ha tenido lugar este viernes, más de cuatro años después, con la escritura.

“A partir de ese momento, se producirá la integración en Unicaja Banco de su filial EspañaDuero bajo un esquema único de gestión y gobernanza que, como estaba prevista en su plan de negocio, permitirá continuar avanzando en la mejora de la eficiencia, manteniendo vigentes los atributos de solvencia y de solidez financiera, cercanía, vinculación a los territorios de origen y servicio al cliente, que han caracterizado tradicionalmente al Grupo Unicaja Banco. Asimismo, la fusión representa una oportunidad de generación de valor para los clientes, accionistas y empleados de las entidades y supone culminar una operación con la que Unicaja Banco ha contribuido de manera significativa a la estabilización del sistema financiero español”, han señalado desde Unicaja Banco en un comunicado de prensa.

Unicaja Banco pasa a tener, de manera oficial, casi 7.000 trabajadores y 1.200 oficinas. La unión posibilita tener tres millones de clientes y un volumen de recursos administrados de 57.400 millones de euros. Desde Unicaja Banco resaltan que son líderes en Andalucía, con una cuota de mercado del 13% en depósitos y del 10% en créditos, y en Castilla León, con un 20% de los depósitos y un 15% de los créditos. En las oficinas de Castilla León aparecerán los dos nombres, aunque prevalecerá el de Unicaja Banco mientras que el de EspañaDuero estará como una segunda marca.

En el aspecto puramente técnico, la fusión por absorción se realizará mediante un canje de acciones. Se dará una acción de Unicaja Banco con un valor nominal de un euro por cinco acciones de EspañaDuero con un valor nominal de 25 céntimos cada una. Desde Unicaja Banco explicaron a la CNMV que las acciones de EspañaDuero sobrantes –aquellas que al hacer la división entre cinco queden descolgadas y a las que se les ha llamado picos– se podrán vender por 25 céntimos y que será Cecabank la que realice las operaciones. Unicaja Banco entregará un máximo de 6.088.782 acciones, que sacará de autocartera por lo que no necesitará hacer una nueva ampliación de capital. En los últimos meses el banco andaluz ha protagonizado varias compras de títulos para autocartera en el parqué con este objetivo. La acción de Unicaja Banco ha cerrado este viernes a 1,34 euros, un 1,7% menos que el jueves.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios