Economía

La fusión de Unicaja y Caja de Jaén recibe el apoyo unánime de los consejos

  • El proyecto de integración queda pendiente de la autorización administrativa del Gobierno andaluz y de la aprobación por las asambleas generales · La unión con Cajasur sigue un proceso paralelo e independiente

Comentarios 3

El proceso de fusión de Unicaja y Caja de Jaén se formalizó ayer al apoyar los consejos de administración de ambas entidades por unanimidad la propuesta acordada el pasa 13 de julio por los presidentes de la caja malagueña, Braulio Medel, y jienense, José Antonio Arcos.

Esta integración se sigue al margen del proyecto de unión que Unicaja también tiene abierto con Cajasur. Se trata de un proyecto significativamente más simple, puesto que no necesita inyecciones de capital externo para salir adelante.

Los consejos de administración de las dos entidades se reunieron ayer de forma simultánea en Málaga y Jaén para aprobar sin objeciones el proyecto de fusión que dará lugar a una nueva entidad.

La integración se aborda entre magnitudes muy dispares. El volumen de Unicaja es prácticamente 30 veces superior al de Caja de Jaén. La malagueña tiene activos valorados en 32.000 millones de euros al cierre de 2008, con depósitos que superan los 27.000 millones y la inversión crediticia excedía de 25.000 millones. La plantilla, incluida la correspondiente a la Obra Social, alcanza los 5.900 empleados y dispone de una red comercial compuesta por 921 oficinas. El año pasado logró un beneficio neto de 286 millones.

Los activos de Caja de Jaén, en cambio, se situaron el año pasado en 961 millones y los depósitos sumaron 845 millones. Cuenta con 233 empleados y 52 oficinas. Los beneficios netos consolidados de 2008 se elevaron a 3,9 millones.

El proyecto de fusión contempla que las dos cajas mantendrán su identidad comercial al menos durante un primer periodo. También se ha previsto que se mantengan las obras sociales que Unicaja y Caja de Jaén desarrollan en sus respectivos territorios. Estas fueron dos de las condiciones que planteó al inicio de los contactos el presidente de la entidad jienense, José Antonio Arcos, junto al mantenimiento del empleo y el respaldo al tejido social de esta provincia.

El siguiente paso que debe superar es la pertinente autorización administrativa de la Junta de Andalucía y el visto bueno de las asambleas generales. Se estima que se convocarán en el plazo de seis meses.

En principio se baraja que Unicaja mantenga sus 20 representantes en el consejo de administración y Caja Jaén siete, aunque reducirá su presencia cuando se incorpore Cajasur y el consejo pase a estar conformado por 36 miembros, de los que 20 serán de Málaga, 12 de Córdoba y 34 de Jaén.  

 Además se ha previsto que Jaén ostente la tercera vicepresidencia,  aunque es otra cuestión en el aire a la espera de la segunda fusión. Otro punto acordado es la creación en la capital jienense de una dirección general adjunta al frente de la que previsiblemente estará el actual director, Dionisio Martín.

Durante el periodo transitorio funcionará una asamblea general con 190 consejeros, de los que 160 serán aportados por Unicaja y 30 por Caja  Jaén, pero una vez que se sume Cajasur, la asamblea pasará a contar con 300 representantes.

A la comisión de control actual de Unicaja, según la agencia Efe, se sumarán dos miembros de la entidad jienense, aunque una vez que concluya la integración con la caja cordobesa pasará de 12 a 18 miembros, de ellos 10 originarios de Unicaja, seis de Cajasur y dos de Jaén.

 El inicio formal del proceso de fusión paraliza la renovación de cargos que se deberían haber acometido tanto en Unicaja como en Caja Jaén en este mes de agosto tras agotarse los periodos máximos de mandato, lo que hubiera obligado a la salida de José Antonio Arcos y de Braulio Medel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios