Economía

El comercio andaluz encadena cinco años seguidos de avance en las ventas

  • La facturación se eleva un 1% a lo largo de 2018 pero el empleo apenas crece un 0,1%

Calle comercial Calle comercial

Calle comercial

El comercio minorista registró en 2018 su quinto aumento anual consecutivo de ventas y de empleo, con avances del 0,8% y del 1%, respectivamente, en relación al ejercicio anterior, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El incremento es una décima superior al de 2017, pero inferior a los logrados en 2016, 2015 y 2014, cuando la facturación del comercio minorista avanzó un 3,9%, un 4,2% y un 0,9%, respectivamente.

En Andalucía, la tendencia es muy similar. Lleva cinco años con aumento de ventas también y de hecho la facturación creció un 1% en 2018, dos décimas más que en España, mientras que el empleo apenas se elevó un raquítico 0,1% (nueve décimas menos que a nivel nacional), una cifra idéntica a la que registró en el año anterior.

A nivel nacional el empleo crece un 1% más de lo que hace el negocio (0,8%)

En todos los años del periodo 2008-2013, coincidiendo con la crisis económica, la facturación y el empleo del sector registró tasas negativas. En el caso de las ventas, el mayor retroceso se experimentó en 2012, cuando cayeron un 7%, mientras que en el caso del empleo, el peor año fue 2009, ejercicio en el que la ocupación se hundió en torno a un 4%. En la comunidad el mayor retroceso de la ocupación se produjo también en 2012, con un 7,9% de retroceso. En general, la tendencia andaluza se dirige a una menor creación de empleo, incluso en los dos últimos años, cuando el negocio fue mejor en el sur que en el resto de España.

A nivel nacional, en el último mes de 2018, las ventas del comercio al por menor no experimentaron variación interanual, frente al repunte del 1,5% de noviembre mientras que en la región las ventas sí se elevaron un 1,3%. Pese a ello, siguió creando menos empleo, con un 0,7% de aumento frente al 1% nacional.

Eliminados los efectos estacionales y de calendario, la facturación del comercio minorista aumentó un 0,7% en el conjunto de 2018 y un 0,8% en diciembre en tasa interanual, tasa tres décimas inferior a la lograda en noviembre.

Por modos de distribución, todos ellos elevaron sus ventas en 2018, salvo las empresas unilocalizadas, que las recortaron un 0,7%. El mayor aumento anual de la facturación se lo anotaron las grandes cadenas (+2,4%), seguido de las pequeñas cadenas (+1%) y las grandes superficies (+0,4%).

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios