Economía

El 45% de las empresas andaluzas prevén generar empleo en 2018

  • Una encuesta entre directivos de KPMG revela que el 73% espera elevar ventas y el 60% realizar nuevas inversiones

  • Un porcentaje altísimo, el 89%, dice haber iniciado la transformación digital

Centro de trabajo en Andalucía. Centro de trabajo en Andalucía.

Centro de trabajo en Andalucía. / archivo

Los empresarios y directivos de Andalucía se muestran optimistas sobre la situación económica y la marcha de su negocio. Y aunque mantienen ciertas reservas por las incertidumbres que planean sobre la economía, son positivos sobre la marcha de las ventas, la plantilla y la inversión, sobre los que la mayoría espera importantes crecimientos. Así se desprende de la edición andaluza del informe Perspectivas España 2018, elaborado por KPMG con la colaboración de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

Preguntados por su visión actual sobre la economía de Andalucía, el informe actual refleja más optimismo que en la pasada edición. En concreto, un 39% de los empresarios la califica de "buena", un 50% de "regular" y un 10% de "mala" y "muy mala".

Los empresarios del sur, menos optimistas que a nivel nacional sobre la situación económica

Este optimismo se desinfla levemente al preguntar sobre la marcha de los próximos doce meses: un 32% piensa que la situación mejorará, un 60%, que "se mantendrá igual" y un 8%, que empeorará. En todo caso, mantenerse igual respeto a una situación de mejora es un signo positivo.

Quizás, más allá de la percepción sobre la situación general, el dato más optimista es que siete de cada diez directivos consultados (el 73%) espera un aumento de las ventas en 2018. Además, el 45% de los empresarios, casi la mitad, prevé incrementar la plantilla este año y el 39%, mantenerla. Y seis de cada diez empresas acometerán más inversiones este ejercicio. Otro dato que invita al optimismo: el 86% de los directivos y empresarios aseguran haber iniciado ya la transformación digital.

Para ellos, las mayores amenazas para el negocio son incertidumbre política y la carga regulatoria. Y piden a la Junta de Andalucía simplicidad administrativa y más educación y formación

A nivel nacional, Los empresarios y directivos expresan su valoración más positiva de la coyuntura económica de los últimos ocho años, tal y como expone el informe de KPMG. El 60% de ellos -bastante por encima del porcentaje andaluz- piensa que la situación actual es "buena" o "excelente", 23 puntos más que en 2017 (37%), mientras que un 36% aún la considera "regular".

A 12 meses vista, la tendencia no cambia, aunque sí se estabiliza. Más de la mitad de los casi 1.900 empresarios y directivos encuestados (el 53%) consideran que la situación se mantendrá igual en 2018 mientras que solo un 11% teme que empeore.

Con este telón de fondo, las previsiones de negocio para 2018 son positivas. Casi ocho de cada diez (77%) espera un repunte de la facturación este año, un 15% cree que habrá estabilidad y sólo un 7% teme una caída de las ventas.

Respecto a los planes de inversión, un 57% tiene en agenda aumentarlos, especialmente en nuevas herramientas tecnológicas, y sólo un 9% cree que acabará reduciéndolos. Sus previsiones sobre la evolución de las plantillas también son positivas: un 45% espera llevar a cabo más contrataciones, un 39% augura estabilidad y un 17% prevé llevar a cabo ajustes.

Para Hilario Albarracín, presidente de KPMG en España, los datos "reflejan la estabilización de la economía y que los ajustes realizados en los últimos años están dando sus frutos". Para el presidente de CEOE, Juan Rosell, "2017 ha vuelto a demostrar que la economía española sigue por la senda de la recuperación. Un crecimiento del PIB del 3,1% y cifras de creación de empleo en torno a las 600.000 personas demuestran la fuerza de nuestra economía, impulsada sobre todo por el protagonismo del sector empresarial que informa acerca de su deseo de invertir e innova".

La principal prioridad estratégica para los directivos encuestados en 2018 es la mejora de procesos para ganar en eficiencia y poder hacer así frente a la creciente competencia que llega por todos los frentes, algo señalada por el 55%. A continuación, ante la irrupción de la economía digital y el desarrollo tecnológico, la transformación digital ha ido ganando terreno entre las prioridades estratégicas de las empresas españolas hasta situarse como la segunda más importante, señalada por el 49% de los encuestados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios