Economía

Las hipotecas baratas desatan una guerra comercial entre los bancos

  • Las entidades financieras buscan captar más ingresos estables ante la caída en picado del euribor, que lleva en negativo desde febrero de 2016

  • Lanzan préstamos especializados a jóvenes

Un hombre pasa junto a una oficina de Unicaja Banco con un anuncio de una hipoteca. Un hombre pasa junto a una oficina de Unicaja Banco con un anuncio de una hipoteca.

Un hombre pasa junto a una oficina de Unicaja Banco con un anuncio de una hipoteca. / Javier Albiñana (Málaga)

Si tiene que negociar una hipoteca con un banco ha llegado en un buen momento, porque el sector está en plena guerra comercial para captar clientela y eso se traduce en intereses más bajos, es decir, en pagar menos dinero al mes. Las entidades financieras están abaratando las hipotecas fijas hasta mínimos históricos –por debajo incluso del 2,5%– y las variables siguen siendo una magnífica opción para el cliente porque el euribor sigue en caída libre.

La situación es la siguiente. Los bancos suelen ofrecer hipotecas a tipo fijo –en las que el cliente que adquiere una vivienda paga siempre la misma cantidad independientemente de cómo vaya el euribor–, o variables, en las que al euribor –un índice que cambia diariamente– se le suma un porcentaje diferencial. Si el euribor es bajo se abona menos y si sube se paga más. Es cuestión de gustos, aunque lo más habitual en los últimos años ha sido la hipoteca variable.

Los bancos llevan ya más de tres años con las alarmas encendidas, pero la batalla comercial se está intensificando este otoño. El motivo es el continuo desplome del euribor, que está castigando con dureza los balances de las entidades. En julio de 2008, en los últimos coletazos del boom inmobiliario, el euribor estaba en el 5,39%. Por tanto, si el cliente tenía euribor más 0,6% estaba pagando mensualmente un 6% de interés, una comisión satisfactoria para la entidad.

No obstante, el euribor fue cuesta abajo y sin frenos por la crisis económica, el hundimiento del sector inmobiliario y de las compraventas de vivienda, la proliferación de activos tóxicos en las entidades financieras o la política del Banco Central Europeo de dar liquidez para evitar el colapso y promover el consumo. Dicho de otra forma, el euribor bajó del 1% a partir de agosto de 2012 y, desde febrero de 2016, está en negativo. Ese mes cerró con un índice medio de -0,008%. Era insignificante pero marcaba tendencia, tanta que tres años y medio después no solo no ha subido sino que en agosto tocó fondo con un -0,356% y ahora está en el -0,328%.

Parece un galimatías, pero la explicación es sencilla. Los bancos intentan huir de las hipotecas variables porque les dan cada vez menos dinero y están apostando por las hipotecas fijas, que garantizan el mismo ingreso mensual pase lo que pase y diseñar planes de negocio a corto y medio plazo con más tranquilidad. Para vender hipotecas fijas, con el euribor en su mínimo histórico, los bancos tienen que hacer ofertas buenas. Y ahí está la guerra comercial. Tipos bajos, regalos e hipotecas personalizadas a perfiles concretos como los jóvenes están en las cartelerías de todas las oficinas bancarias en estos momentos.

Hay multitud de ofertas. Santander, por ejemplo, tiene en el mercado una hipoteca fija con un TAE (incluye comisiones y gastos) del 2,26% con un plazo de amortización de 30 años y una financiación de hasta el 60% del importe. Como incentivo extra regalan un televisor Samsung de 55 pulgadas. BBVA vende hipotecas de tipo fijo con un TAE del 1,747% a 15 años que se va elevando en función del plazo de amortización, siendo el máximo un TAE del 2,365% entre 26 y 30 años. Hasta el 31 de diciembre ofrecen además la tasación gratuita.

Una de las hipotecas que ofrece Santander, con un televisor de regalo Una de las hipotecas que ofrece Santander, con un televisor de regalo

Una de las hipotecas que ofrece Santander, con un televisor de regalo

“Ofrecemos préstamos hipotecarios en unas condiciones financieras competitivas, siempre bajo la acostumbrada estrategia de prudencia en la concesión. Las hipotecas con mejores condiciones son la hipoteca Joven y la hipoteca Banca Personal”, explican fuentes de Unicaja Banco. El banco andaluz ofrece, por ejemplo, rebajas en el tipo de interés sujetas a la contratación de otros productos o una financiación de hasta el 80%. En el caso concreto de los jóvenes, desde Unicaja Banco indican que es “un colectivo al que le prestamos especial atención, tratamos de facilitarle el acceso a la vivienda en condiciones ventajosas en función de sus posibilidades y les ofrecemos un aval bancario para el alquiler de una vivienda”.

“Actualmente todas las entidades financieras están potenciando la contratación de hipotecas, lo que ha dado lugar a un incremento de la competencia y en consecuencia a que haya una oferta hipotecaria muy atractiva en tipos de interés para los clientes”, reconoce Carlos Sánchez, director territorial de Cajamar en Andalucía Occidental, quien subraya que “en Cajamar hemos comenzado a comercializar en septiembre hipotecas a tipo fijo ya que hasta hace un par de semanas solo comercializábamos hipotecas a tipo variable”. En cualquier caso, el directivo de Cajamar explica que las condiciones no son las mismas para todos los clientes sino que están personalizadas en función de distintas variables como la vinculación del cliente a la entidad, el plazo de amortización o el porcentaje de financiación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios