Encuentro del Gobierno con los agentes sociales

La patronal condiciona el aumento salarial a no subirle los impuestos

  • Los empresarios avisan a Sánchez en la reunión que tuvieron junto a los sindicatos en La Moncloa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, en el encuentro con los responsables de los agentes sociales. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, en el encuentro con los responsables de los agentes sociales.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, en el encuentro con los responsables de los agentes sociales. / J. J. Guillén (Efe) (Madrid)

Los presidentes de la CEOE, Juan Rosell, y de Cepyme, Antonio Garamendi, pidieron al Gobierno que "estudie" el impacto que un incremento de las cargas fiscales tendría sobre las empresas, porque podría impedir llevar a cabo en su totalidad el alza salarial pactada con los sindicatos.

Así se lo manifestaron al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la reunión que mantuvieron esta mañana en La Moncloa, junto a los líderes de los sindicatos y de la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio. Los interlocutores sociales han presentaron a Sánchez y Valerio el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) 2018-2020 que firmaron la semana pasada, que contempla un incremento de en torno al 2%, más un 1% variable, así como un salario mínimo de 14.000 euros anuales en 2020.

El presidente de Cepyme aseguró que las empresas "quieren cumplir con el tema de los salarios", pero que "un incremento de costes puede hacer fracasar" la subida pactada, porque "son vasos comunicantes".La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunció la semana pasada que el nuevo marco fiscal que diseña el Gobierno incluirá un tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades, al tiempo que el presidente del Gobierno ya abogó por abrir el debate para destopar las cotizaciones máximas a la Seguridad Social.

En este sentido, Rosell aseguró que las cotizaciones sociales están entre las más altas de la UE y sólo por debajo de Francia, mientras que en el resto de impuestos "estamos en los niveles europeos y esa es la línea de impuestos que debemos tener las empresas españolas".

Los empresarios trasladaron al Gobierno su preocupación por el incremento del gasto público y, como consecuencia, del déficit, porque supondrá "un problema de futuro", por lo que han manifestado la necesidad de la contención. "Sería peligroso volver a esa tendencia al alza del déficit", incidió Rosell, sobre todo "cuando los tipos de interés irán al alza".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios