Economía

Los precios suben en enero por primera vez en nueve meses por la luz y las bebidas azucaradas

Gente comprando en un supermercado Gente comprando en un supermercado

Gente comprando en un supermercado

El encarecimiento de la electricidad en enero elevó el índice de precios de consumo (IPC) un 0,5% respecto a hace un año, y rompe así con nueve meses consecutivos de descensos interanuales, registrados desde que comenzó la pandemia. El dato que publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE) es una décima inferior al adelantado el pasado 29 de enero y contrasta con la caída interanual del 0,5% registrada en el mes de diciembre.

El sector de la vivienda es el que más tiró al alza de la inflación, debido al mayor coste de la electricidad y, en menor medida, del gas, que se abarató un año antes. Este incremento de la factura eléctrica, del 15,1%, ha sido motivado por el aumento de la demanda durante la ola de frio, destaca UGT, aunque también por “el ineficiente sistema de fijación de precios en el mercado mayorista eléctrico”, que ha provocado “un incremento desorbitado de la factura energética”.

Por detrás, se sitúa el encarecimiento de los alimentos y bebidas no alcohólicas, dentro del cual destaca la subida de los precios de las legumbres y hortalizas y el menor abaratamiento de las frutas. También sobresale la subida del grupo en el que se encuentran los refrescos y zumos, superior al de hace un año, lo que refleja el alza del impuesto sobre el valor añadido (IVA) en las bebidas azucaradas desde el 1 de enero, que, junto al aumento de impuestos en los seguros, tuvo un impacto de una décima en la tasa interanual del IPC. En concreto, los refrescos registraron una subida de sus precios del 10,2%, casi 10 puntos por encima del dato de diciembre, si bien los de los seguros apenas han acelerado dos décimas su alza, hasta el 1,7%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios