XX Congreso de Directivos de CEDE

El Rey clausura en Córdoba el XX Congreso de Directivos de CEDE apelando a la unidad para abordar "los nuevos retos"

  • Felipe VI ensalza el papel de los directivos y su capacidad para "innovar e incorporar" criterios y reglas que permitan actualizar la forma de afrontar "las nuevas circunstancias"

  • Valora los "buenos niveles de adaptación" del tejido empresarial tras los meses más duros de la pandemia y recuerda que "se va despejando el horizonte de la economía española"

  • La clausura del Rey del Congreso de Directivos de CEDE, en fotografías

El Rey, durante su discurso de clausura del XX Congreso de Directivos de CEDE.

El Rey, durante su discurso de clausura del XX Congreso de Directivos de CEDE. / Miguel Ángel Salas

El rey Felipe VI ha sido el encargado de clausurar el XX Congreso de Directivos de CEDE (Confederación Española de Directivos y Ejecutivos), que se ha celebrado este jueves en el Palacio de Congresos de Córdoba, en un acto que ha contado también con la participación del presidente de la Fundación CEDE, Isidro Fainé; la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Gobierno, Nadia Calviño, y el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

El Rey, recibido con un caluroso aplauso, ha agradecido la invitación por una Fundación de la que es presidente de Honor, porque eso le permite “conocer” las “ideas, planes y propuestas” que muestra quien rige el tejido empresarial. Y ha recordado que estamos “en un momento en el que tenemos que recuperar muchas de las actividades y recursos” que marcaban “las realidades económicas y sociales anteriores y que se han visto afectadas por las limitaciones que ha traído consigo el covid-19”, y se ha detenido en los cambios, desajustes y dificultades que han provocado la pandemia, por lo que pide “trabajar juntos para encontrar los caminos más oportunos y adecuados para abordar nuevos retos”. Porque para el monarca, “todas las variables indican que, tras 20 meses muy duros, se va despejando el horizonte de la economía española”.

Como no puede ser de otra manera, el Rey ha relacionado la “progresiva recuperación de la normalidad” con el éxito de la campaña de vacunación, que ha permitido reactivar la movilidad y recuperar “el consumo, la inversión y el turismo”, lo que atribuye a “un éxito colectivo y una nueva demostración de la capacidad de nuestro sistema público de salud y de la responsabilidad y solidaridad” de la ciudadanía española.

Con los objetivos de “recuperar pronto aquellas capacidades que se hayan podido ver mermadas, de configurar pronto un futuro más competitivo” para “aprovechar las oportunidades” que se ven “más cercanas y factibles” por la “mejora de nuestros tejidos empresariales, que han mostrado muy buenos niveles de adaptación” tras los meses de la crisis, Felipe VI ha insistido en la conveniencia del lema del Congreso (Nuevos tiempos, nuevas oportunidades) porque “se ajusta perfectamente al momento en el que nos encontramos”.

“Es un mensaje ambicioso, de compromiso, que demuestra una actitud proactiva”, ha subrayado el Rey, consciente de que “comprende, además, un conjunto de tareas que se articulan alrededor de vuestra determinación en favor de la innovación, de la excelencia y de la sostenibilidad, y que hoy inspiran vuestros liderazgos corporativos”, ha continuado el monarca en su discurso, incidiendo en que “para ello es preciso ir más allá de la gestión” pues “se necesita vuestra experiencia y capacidad de anticipación” para ver “donde están las nuevas oportunidades y cómo aprovecharlas”, porque es “lo que exigen los tiempos”.

Felipe VI ha añadido esa capacidad de los ejecutivos y directivos para “trabajar en contextos de incertidumbres y de complejidad, dando ejemplo de dedicación y visión de futuro”, aspectos clave para “estimular la motivación y el esfuerzo de todos”; y su intuición para “saber que es necesario innovar para poder seguir siendo competitivos, y más aún en las actuales circunstancias”. Y ahí entran en juego “concienciación medioambiental frente a la emergencia climática y la digitalización”, puntos que condicionan “las oportunidades que surgen y cómo aprovecharlas en esta redifinida globalización”.

Felipe VI recibe los aplausos de los asistentes a su llegada al salón de actos del Palacio de Congresos. Felipe VI recibe los aplausos de los asistentes a su llegada al salón de actos del Palacio de Congresos.

Felipe VI recibe los aplausos de los asistentes a su llegada al salón de actos del Palacio de Congresos. / Efe

Detalles que han sido puestos en juego durante este XX Congreso de Directivos de CEDE tratando “los nuevos liderazgos postcovid, cómo deberían ser, cuáles son los nuevos caminos de la internacionalización y qué papel juegan en estos horizontes Asia, Estados Unidos y Europa”. También el rol de las redes sociales “como factor dinamizador de la realidad digital” y que, en conjunto, ayudan a configurar los nuevos mercados y “repensar qué producir, qué vender y cómo aprender”.

“Los nuevos tiempos, las nuevas oportunidades, no tienen por qué cambiar las claves de las responsabilidades directivas, ni obligan a limitarlas siguiendo pautas y modelos del pasado”, ha apuntado el Rey, que ha puntualizado que lo que requieren es “innovar e incorporar” criterios y reglas que permitan actualizar la forma de afrontar “las nuevas circunstancias”. “Las empresas y la sociedad confían en vuestra profesionalidad como directivos, ya que vuestro papel es cada día más determinante a la hora de contribuir a una innovación que afiance la confianza colectiva con la que poder superar cualquier reto”, ha continuado Felipe VI.

Ya por último, el Rey ha agradecido el “compromiso y desempeño con la competitividad empresarial” mostrada por los directivos, cuya “labor es esencial en la gestión de recursos” que permitan trabajar “en un ambiente de confianza, compromiso, dedicación y equidad”, porque todo ello “redundará en un bienestar social y económico generalizado, permitiendo que se garantice la cohesión social”. “Contamos con un conjunto de directivos de primera línea y preparados ante las nuevas exigencias globales y por difíciles que se presenten estos nuevos tiempos, será posible gestionar dichas exigencias con el éxito reiterado que ha hecho que nuestra economía pueda seguir compitiendo de manera tan notoria en los nuevos mercados”, ha finalizado Felipe VI, clausurando así el XX Congreso de Directivos de CEDE celebrado en Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios