2011 Elecciones

Un mandato para peatonalizar la Alameda

  • Los compromisos asumidos por De la Torre incluyen también un hotel en el puerto y un funicular a Gibralfaro

De la alegría del apoyo recibido en las urnas a la responsabilidad de hacer realidad aquello que se ha prometido. Este es el tránsito que ha de asumir en las próximas semanas y meses Francisco de la Torre y su próximo equipo de gobierno, tarea nada sencilla si se tienen en cuenta las actuales condiciones económicas que pesan sobre la urbe. Los primeros pasos habrán de ir encaminados, como ayer comentó el alcalde, por dar forma a los presupuestos económicos de 2012, cuyos dígitos habrán de esperar a conocer las aportaciones del Estado y los recursos que se puedan obtener vía, por ejemplo, convenios urbanísticos. De todo ello, y de una mejoría en las condiciones del sector privado, dependerá el empuje a la mayor parte de las intervenciones diseñadas por el PP en el programa con el que se presentó ante la ciudadanía el pasado domingo.

Si bien el plan de actuación es algo más cauto que el de periodos anteriores, recuperando proyectos antaño puestos sobre la mesa o dando continuidad a obras ya en marcha, caso del bulevar sobre el soterramiento del AVE, el listado de anuncios realizado por De la Torre es amplio. La misma engloba la peatonalización del eje central de la Alameda Principal, que el regidor espera que acometa directamente el Metro como parte de su obra en la zona; la construcción de un funicular hasta Gibralfaro, de un hotel de lujo en los suelos del dique de levante o de un centro de raqueta en las cercanías del Martín Carpena, que deposita en el interés que genere entre los inversores privados...

Y a todo ello, el alcalde tendrá que sumar unas dosis considerables de cercanías con las administraciones de las que, a día de hoy, dependen otras intervenciones también comprometidas por él. Es el caso del parque metropolitano que quiere construir en el antiguo Campamento Benítez, si bien el desbloqueo de este proyecto no está en sus manos, puesto que se trata de una parcela propiedad del Ministerio de Fomento. Otro caso es la prolongación del paseo marítimo de poniente y su conexión con Torremolinos, que ha de tener el aval de la Dirección General de Costas.

El camino será menos dificultoso para estas y otras iniciativas si, como espera De la Torre, en unos nueve meses el PP lograr ratificar los espectaculares resultados obtenidos en las municipales y autonómicas en los comicios generales y en Andalucía. Sobre ello cabe recordar el compromiso de Javier Arenas, presidente del PP andaluz y candidato a la Presidencia de la Junta, de colaborar con Málaga en el desarrollo de intervenciones como el tercer hospital en la zona este, para lo que el Ayuntamiento está dispuesto a ceder suelo, y en la solución al río Guadalmedina.

Lejos del cemento y los estudios que quiere desarrollar para futuros intercambiadores en La Marina y la Explanada de la Estación o el soterramiento de Cánovas del Castillo, De la Torre también promete reducir un 10% los cargos de confianza y mantener una política fiscal moderada. Precisamente, cara al próximo año, los próximos meses deberán servir para despejar una duda: cuánto subirá el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de los malagueños tras tres años congelado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios