2011 Elecciones

La noche que la historia de Sevilla pasó por Oriza

  • Gratitud Zoido recibió anoche una llamada de felicitación de Alfredo Sánchez Monteseirín

El día que se cumplían siete años de la boda de Felipe de Borbón con Letizia Ortiz, Sevilla le dijo sí, quiero a Juan Ignacio Zoido. Es una metáfora porque su novia de siempre, Beatriz Alcázar, se asomó al balcón, a su lado. Esta mujer se había quedado sin voz, aunque el que no ha dejado de hablar ha sido su marido. Que habló en el balcón después de besar la bandera carmesí y lanzarla a los incondicionales que le aclamaba en la calle San Fernando.

Ganaron por goleada, pero perdieron la porra. Evelia Rincón pronosticó 18 concejales. Alicia Martínez, 19. "Yo sí hablé de veinte", dice Beatriz Alcázar. Fernandito, socio pequeño del próximo alcalde de Sevilla, aplaudía a rabiar a su padre desde los hombros de un estibador de emociones.

Una noche histórica con remate festivo en el Casino de la Exposición. "Las botellas ya se estaban enfriando desde las tres de la tarde", dice un interventor. Iban subiendo concejales como los goles a Bonello. "Me alegro por el 18 porque es amigo y fue presidente de las Juventudes del CDS", dice César Rodríguez, también interventor, sobre Jaime Ruiz. César es de Rubí de Bracamonte, un pueblo situado a veinte kilómetros de Cebreros, la patria chica de Adolfo Suárez. Pasó la jornada electoral en una mesa de Alcosa.

"Sí, sí, la Junta ya está aquí". El mensaje era para Javier Arenas. Para haberlo dado por muerto la Agencia Tributaria, gozaba de extraordinaria salud. La gente no se movía de la terraza de Oriza. Veían pasar a su lado una página de la historia. Por uno de los monitores se veía a Francisco Moreno, que vivió como concejal la otra mayoría absoluta del Ayuntamiento, el segundo mandato de Manuel del Valle. Moreno fue compañero en el Senado de Carlos Barral, que tituló Años de penitencia el primer volumen de sus Memorias. Un título que ayer cobraba actualidad.

Llegaba Fernando Parias Merry, que fue alcalde de Sevilla entre 1975 y 1978. "Lo de mayoría de progreso está bien para Badolatosa y pueblos así". Se abraza con Beltrán Pérez, que nació un año antes de que Parias fuera alcalde. "¡Campeones, campeones!", decían a los del balcón. Monteseirín llegó a la alcaldía la temporada 99-2000 en que ganó la Liga el Deportivo. El año que el equipo coruñés baja a Segunda, algo parecido le ha ocurrido al equipo del alcalde. Un segundazo en toda regla.

La sede del PP parecía el Ayuntamiento. Por allí acudían el presidente del Ateneo, Alberto Máximo Pérez Calero; el de la Cámara de Comercio, Francisco Herrero; el decano del Colegio de Abogados, José Joaquín Gallardo; Manuel Román, ex presidente del Consejo de Cofradías. San Fernando parecía que estaba a punto de salir los Estudiantes.

"Tengo una llamada de Sánchez Monteseirín", dice Zoido entre cámaras y micrófonos. "Lo primero que voy a hacer es llamar a Alfredo". Tuvo palabras para los trabajadores de Tussam que pernoctaron en el Ayuntamiento. Salían eufóricas la eurodiputada Teresa Jiménez-Becerril o Juan Manuel Albendea, diputado. "El martes tenemos pleno". Zoido está con Pascal. "Gracias con el corazón, pero sobre todo con la razón". Mensaje de humildad. "Hoy que tengo veinte concejales, haré que la oposición vuelva a los consejos de administración de las empresas públicos de los que fue expulsado el Partido Popular".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios