Elecciones 2011

La protesta de los indignados crece en la jornada de reflexión

  • Muchos sevillanos se sumaron durante el día a la acampada de las 'setas' para mostrar su descontento con el sistema político · Unas 6.000 personas volvieron a salir a la calle

Comentarios 53

Unas 6.000 personas acudieron ayer a las setas para unirse a la concentración organizada por la plataforma Democracia Real Ya y gritar contra el paro, políticos y banqueros. El trasiego de personas fue constante, ya que organizaron varias actividades lúdicas, desde recitales de poesía y talleres a conciertos y debates. La concentración fue a las 20:00, momento en el que más gente se concentró en la plaza, y a las 22:00 volvieron a tener asamblea. 

La noche la volvieron a pasar acampados en el Metropol Parasol, donde el día anterior había durmiendo unas 400 personas. Lo que aún no tenían muy claro era cómo será la jornada de hoy; lo decidirán en las asambleas que celebrarán a lo largo del día. Lo que sí sabían es que a media mañana tendrán un taller de estiramientos. 

Los vecinos, contaron algunos miembros de la asamblea, se están volcando con ellos. Muchos les han llevado comida y otros han abierto su conexión a internet para que se puedan conectar desde la plaza. Los acampados están muy agradecidos con todo el apoyo y ayuda que están recibiendo. Además, multitud de personas y curiosos quisieron acercarse a la concentración para mostrar su apoyo. Personas de todas las edades, desde jóvenes, a familias y mayores. Ante este apoyo incondicional de la ciudadanía, un portavoz del colectivo, Sergio, mostró su "impresionante alegría" ante la "emoción" de todas las personas que siguen apoyando de cualquier forma a los concentrados. Los jóvenes, dijo, saben que no están solos porque las concentraciones suman ya "537 en todo el mundo". 

El lema que más gritaron fue "el pueblo declara ilegal la Junta Electoral". Muchos gritos, palmas y aplausos para reivindicar su malestar por el actual sistema político. Las setas parecían tablones de anuncios, llenos de pancartas, lemas, frases e inquietudes escritas por cada uno de los que allí pasaban. María Jesús se mostró "totalmente en contra" de la clase política, ya sea "de izquierdas o de derecha", por el "abuso total" que, a su juicio, ejerce sobre la ciudadanía. "Hay un abuso demasiado grande y esto hay que cortarlo", instó la joven sevillana, al tiempo que pidió un cambio porque "esto no es democracia, es mentira". José mostró su apoyo total al movimiento y solicitó una solución para erradicar el paro en el país. Al hilo, narró que su hija y su yerno "llevan dos años y medio parados", y él sólo cuenta con su pensión para mantenerlos. "Era necesaria esta concentración", concluyó. 

Una jornada de reflexión pacífica. De hecho, muchos llevaban una pegatina en la camiseta en la que ponía: "Estamos reflexionando". Sergio comentó que "las personas deben saber qué votar de forma individual" y añadió que lo único que piden es "que se participe y se elija teniendo en cuenta las consideraciones y reivindicaciones ciudadanas". El Metropol estaba ayer dividido en varias zonas: de actividades, logística, comida, mantas, entre otras. También han creado una comisión de protección legal para estar asesorados ante cualquier cosa que pudiera surgir. Los indignados están estudiando cómo seguir con el movimiento tras las elecciones. De hecho, están intentando extender la movilización a los barrios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios