2015 Elecciones Municipales

Ada Colau gana la batalla de Barcelona y PP y PSC se hunden

  • La candidata cercana a Podemos gana por 40.000 votos y un concejal a Trias (CiU)

Donde, sin lugar a dudas, se puede decir que la política tradicional ha sufrido un auténtico descalabro es en Barcelona. El mapa político ha dado un vuelco por la irrupción de la activista Ada Colau, que ha ganado las elecciones con mayor claridad de la esperada, teniendo en cuenta que en los últimos días parecía que el alcalde y candidato de CiU, Xavier Trias, había recuperado fuelle en los sondeos.

La candidata de Barcelona en Comú -que había logrado unir en una misma lista a Podemos e ICV, equivalente de IU en Cataluña- ha obtenido 175.000 votos (25,20%) más incluso que los que consiguió Trías como ganador de los anteriores comicios. Pasa de cero concejales -ya que no se presentó en los anteriores comicios- a once, uno más que CiU, que retrocede de 14 a 10 y pierde algo más de 15.000 votos.

El descenso de los nacionalistas de Mas no es ningún descalabro, como sí lo es el resultado obtenido por los grandes partidos nacionales, PSC-PSOE y PP, que pierden 67.000 y casi 45.000 votos respectivamente. El hundimiento de los socialistas es muy evidente: en 2011 obtuvo once concejales, los mismos que ahora Ada Colau, y en 2015 son sólo cuatro. De segunda fuerza política pasa a ser la quinta. El PP, por su lado, pierde seis, de nueve a tres, y si era la tercera ahora es la sexta.

La sangría de PP, PSOE y en menor medida de CiU es aprovechada no sólo por Barcelona en Comù sino por otras fuerzas políticas, que se benefician además del aumento de participación. La Barcelona que surge de las elecciones de 2015 es la de un mosaico de partidos aún mayor que hace cuatro años. De cinco fuerzas se pasa a siete. Entran, además de la formación de Ada Colau (en la que se integra ICV, que tenía cinco concejales), Ciudadanos, que se convierte en tercera fuerza y supera al PP con cinco concejales y 77.000 votos; y la CUP, organización asamblearia, de izquierdas e independentista con 51.000 votos y tres concejales, los mismos que el PP. En las anteriores elecciones obtuvo apenas 11.000 votos. También crece significativamente ERC, que gana tres concejales, de dos a cinco, y casi 43.000 votos.

En un ayuntamiento tan fragmentado, con ideologías y sensibilidades muy diversas, es casi imposible saber cuál será la política de alianzas, aunque sí está claro que hay un giro a la izquierda con respecto a los anteriores comicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios