2015 Elecciones Municipales

Guerra de egos

  • Los candidatos libran sus particulares batallas en paredes y farolas con su cartelería, que en muchas ocasiones, se solapa

En estos días de elecciones se está produciendo una cruenta batalla en las calles y plazas de los pueblos y que para muchos vecinos es invisible. De forma paralela a la guerra dialéctica que mantienen los diferentes candidatos de los partidos políticos que concurren en los 102 municipios y las dos Entidades Locales Autónomas (ELAs), la cartelería y las vallas publicitarias también tienen la suya particular. Partidos que se apoderan antes de esa pared tan visible para los conductores o los vecinos del barrio y que más tarde reciben la misma medicina viendo como sus candidatos quedan ocultos tras la cartelería del rival. Es un ejemplo de lo que ha sucedido en Albox, donde las cartelería de Rogelio Mena (PSOE) ha sido literalmente arrollada por la de su rival popular, Juan Pedro Pérez Quiles. Así lo ha denunciado el socialista a través de las redes sociales.

Una medida, que teniendo en cuenta los antecedentes, supone el segundo asalto tras la denuncia que cursó el PP hace unos días contra el PSOE al entender que la colocación masiva de cartelería que ha llevado a cabo el PSOE incumple la Ley Electoral que determina que hasta ayer viernes no se podía realizar campaña en esos términos.

Para Pérez Quiles "este hecho retrata a Rogelio Mena, quien actúa siempre como si hubiera una justicia para él, y otra para todos los demás mortales".

En Berja ha pasado también algo similar. Según ha adelantado en su web Berjadigital, durante la pasada tarde del jueves, varios carteles del Partido Popular de Berja pidiendo el voto eran visibles en algunos de los puntos de la localidad. Un hecho que ha provocado que el PSOE haya presentado una denuncia ante la Junta Electoral de Zona solicitando que tome las medidas oportunas.

Desde el Partido Popular, según señala Berjadital, achacan esta actuación a los responsables de la empresa contratada para la colocación de las vallas, ya que según el número 2 de los populares, José Carlos Lupión, ellos no dieron "orden de destaparlas", termina apelando a los socialistas instándolos a que "se dediquen a los problemas reales, nosotros a diferencia de otros no vamos a ir por ahí engañando a la gente, repartiendo leche y prometiendo un puesto de trabajo que sabemos que no vamos a cumplir por mendigar un voto".

Dos ejemplos de guerras de egos, de candidatos, de intereses políticos que promete más batallas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios