2015 Elecciones Municipales

20 euros por cada gaditano destinados a política social en 2014

  • El Ayuntamiento sumó el pasado año 3.883 ayudas de emergencia y el ritmo sigue subiendo

Cada semana, tras la Junta de Gobierno Local, la alcaldesa da cuenta de la cantidad económica que se ha destinado en los últimos siete días para ayudas de emergencia social. Las cifras engordan y engordan, hasta alcanzar el año pasado los alrededor de 2,4 millones de euros. Lo que viene a ser, prácticamente, 20 euros por cada gaditano destinado a atender las necesidades más urgentes o básicas de los que menos tienen.

 

Ciertamente, la política social se ha convertido en uno de los principales frentes de acción en las administraciones locales, primeras puertas a las que acuden aquellos que necesitan los servicios más básicos, como luz, agua o una vivienda. 

 

Y la situación sigue empeorando en estos primeros meses del año. Tanto es así, que en los cuatro primeros meses de 2015 el Ayuntamiento ya ha invertido 1.155.000 euros en ayudas de emergencia social y al pago de alquileres, hipotecas y recibos de luz y agua, según la propia alcaldesa anunció el viernes pasado. Sirva como ejemplo lo anunciado la última semana: se concedieron, en esos siete días (cinco, si no se cuentan sábado y domingo que están cerradas las oficinas de Servicios Sociales) 191 ayudas, para las que se necesitaron 41.000 euros para atender emergencias sociales, 6.000 euros para pagar 70 recibos de luz y otros 2.500 euros para hacer frente a 38 recibos de agua.

 

Dentro de la acción social que lleva a cabo el Ayuntamiento, el mayor porcentaje (en torno al 90%) se centra en la vivienda, ya sea para el pago del alquiler, tanto puntual como de manera permanente o continuada; para el pago de deudas contraídas (evitando así durante el pasado año 185 desahucios) o para ayudas con la hipoteca.

 

Atendiendo a esto, durante el último ejercicio se destinaron 589.677 euros para pagos puntuales del alquiler, se atendieron 388 ayudas de pago periódico del alquiler, lo que supuso 572.000 euros; se atendieron otros 758 casos de inquilinos que tenían deudas con el alquiler de sus viviendas que asumió el Consistorio, destinando a ello 423.000 euros; o se ayudó directamente a 17 casos con requerimiento judicial para desahucio, destinando 16.000 euros a resolver positivamente estas causas.

 

A esta importante actuación se suma la del pago de recibos del suministro de luz y de agua, en lo que a lo largo del pasado año se destinaron 710.010 euros, lo que sirvió para pagar 3.500 recibos de luz y otros 2.000 de agua, o para bonificar los recibos de luz de 2.200 mayores y los de agua de otro millar de personas mayores.

 

Y en la labor que realizan los técnicos y responsables de los servicios sociales del Ayuntamiento se incluyen también otro variado tipo de atenciones que reclama la ciudadanía que no dispone de recursos suficientes para ello. Así, se puede mencionar el pago de plazas de residencia de mayores, el pago de prótesis oculares o de otros tratamientos médicos, el abono de libros de texto o de material para los escolares, el pago de transporte urbano e interurbano, o incluso el abono para la adquisición de mobiliario o enseres.

 

Una actuación social, por tanto, que no sólo está cobrando cifras elevadas sino, lo que es peor, están aumentando conforme avanzan las semanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios