2015 Elecciones Municipales

Los partidos coinciden en la necesidad de rehabilitar el parque de viviendas

  • El apoyo a las renovables es insuficiente para lograr el objetivo europeo de "cero emisiones" en 2050 si no se incentivan el ahorro y la eficiencia energéticas

Divergentes interpretaciones del pasado y del presente de la política energética, pero sorprendente sintonía en que el futuro de las ciudades pasa por la reducción de las emisiones y el apoyo al ahorro y la eficiencia energéticas. Ésta es una de las principales conclusiones del debate celebrado ayer en la sede de Diario de Sevilla entre representantes de las principales fuerzas políticas con motivo del Desayuno de Redacción Ciudades 100% renovables. Una agenda necesaria. El acto, patrocinado por la Fundación Renovables y moderado por el director de Diario de Jerez, Rafael Navas, contó con la presencia de Javier Fernández, parlamentario andaluz y miembro de la Ejecutiva del PSOE de Sevilla; Alicia Martínez, diputada autonómica del PP; Óscar Machuca, especialista en Energías Renovables de Ciudadanos; María del Carmen Romero, responsable del Área de Medio Ambiente del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos; y Sergio de Otto, patrono de la Fundación Renovables. Pepa Beiras, coordinadora del Área de Medio Ambiente de IU Andalucía, estaba también invitada pero no pudo asistir por un problema de agenda de última hora.

La Fundación Renovables fue fundada hace cinco años por expertos y profesionales del sector y propugna la sustitución de los combustibles fósiles por las energías verdes. En representación de esta institución, Sergio Otto puso el acento en la necesidad de un cambio de modelo energético urbano, especialmente dado que la UE se ha marcado el ambicioso objetivo de "cero emisiones" para el año 2050, "aunque hay ciudades que lo han adelantado a 2035". "Las ciudades son auténticos sumideros de energía. Los ayuntamientos tienen un margen muy amplio para trabajar en el ahorro, la eficiencia energética y las renovables", señaló Sergio de Otto, que apuntó medidas concretas como la rehabilitación del parque de viviendas, o "recuperar el barrio" a través del incentivo a la movilidad sostenible, priorizando las bicicletas, la peatonalización y el transporte colectivo.

Alicia Martínez defendió que el Gobierno central "ha asumido retos muy importantes, como la reducción de emisiones y la estrategia europea 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador". La diputada autonómica del PP-A coincidió en la necesidad de remodelar "barrios, de los que hay ejemplos a borrar en Andalucía", y resaltó el potencial en este sentido de la aplicación de la llamada "Ley de las Tres Erres" (Ley de Rehabilitación, Renovación y Regeneración Urbanas) aprobada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en 2013. Alicia Martínez recordó que las medidas del Gobierno han permitido "reducir la factura eléctrica en un 8% cuando entre 2003 y 2011 aumentó en un 82%". Además, subrayó el recorte del déficit tarifario, "que en 2011 era de 24.000 millones" y la actuación "en el entorno de las renovables y en la burbuja fotovoltaica provocada por el Gobierno de Zapatero".

Para Ciudadanos, la clave estriba en que los principales partidos logren consensos sobre la política energética. "El problema es que la legislación se hace de un día para otro. Tenemos que pensar en la estrategia de aquí a 2050 y no sólo en los próximos cuatro años", sostuvo Óscar Machuca, que recalcó que hay mucho por hacer en materia de eficiencia energética y apoyo a las energías verdes. "No vale que el Partido Popular o el PSOE digan que están a favor de las renovables y que Alemania nos supere en fotovoltaica", afirmó el representante del partido naranja.

El Partido Socialista aboga por "un compromiso ciudadano" apoyado por la acción de las instituciones con incentivos. Javier Fernández también destacó como actuaciones de futuro la adaptación de los barrios y de las formas de movilidad y puso como ejemplo la reordenación de la red de transporte público. "Es indefendible desde el punto de vista energético un transporte con paradas cada pocos metros", señaló el parlamentario socialista, quien criticó que el PP vincule "la política del parón de las renovables con la bajada de la factura de la luz".

Desde Podemos, se defiende "un nuevo modelo productivo, y uno de sus principales pilares es apostar por la eficiencia y potenciar las renovables". María del Carmen Romero criticó que las políticas del Gobierno han ahuyentado las inversiones en energías verdes y desincentivan el autoconsumo. Incidió en que se deben elaborar "planes de rehabilitación de vivienda vinculados a la mejora de la eficiencia que realmente se cumplan". "Y las administraciones públicas deben ser ejemplares y dar el primer paso con sus sedes", sostuvo la representante de Podemos, que recordó que "todavía hay mucha gente que no puede pagar la factura de la luz".

Sergio de Otto también criticó que desde el Gobierno se culpe a las primas a las renovables de la generación del déficit de tarifa, cuyo origen arranca en la segunda legislatura de José María Aznar. En su opinión, España sufrió "una burbuja fotovoltaica atribuible al PSOE, y todo lo que hizo para enmendarlo lo empeoró". "Y después llegó el PP y fue a peor. Los que se forraron con la fotovoltaica ya se fueron y estas medidas han arruinado a 50.000 familias que confiaron en el Boletín Oficial del Estado", manifestó Sergio de Otto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios