Ciberdelincuencia

Seguros especializados frente a los ataques digitales

  • BBVA activa pólizas específicas para cubrir los riesgos cibernéticos, por error interno o por ‘malware’, a los que están expuestas las empresas 

Los riesgos cibernéticos pueden ser cubiertos con seguros especializados. Los riesgos cibernéticos pueden ser cubiertos con seguros especializados.

Los riesgos cibernéticos pueden ser cubiertos con seguros especializados.

La transformación digital del tejido empresarial abre la puerta a nuevos negocios, mercados o clientes, pero también a nuevos y peligrosos riesgos.

Cualquier empresa, desde una pastelería a una multinacional textil, se enfrenta a las amenazas de ciberataques surgidas en el entorno digital, un ecosistema donde estar presente es imprescindible para cualquier negocio.

España es el tercer país del mundo que más ataques informáticos recibe. En 2016 se detectaron 115.000 incidentes, de los cuales el 70% fueron dirigidos contra medianas y pequeñas empresas, lo que supone más de 80.000 víctimas a nivel empresarial, según datos aportados por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe).

Los números que se desprenden de esta realidad son, además, crecientes. Según Alan Abreu González, responsable de riesgos cibernéticos de Hiscox España, compañía aseguradora especializada en pymes y autónomos, “hemos registrado un crecimiento del 1.700% en el número de siniestros cibernéticos gestionados durante los últimos 5 años. Y prácticamente el 100% de los negocios, de cualquier tamaño, actividad o país, está expuesto a este entorno hostil”.

Las entidades bancarias buscan contrarrestar los daños que los 'hackers' provocan a las empresas. Las entidades bancarias buscan contrarrestar los daños que los 'hackers' provocan a las empresas.

Las entidades bancarias buscan contrarrestar los daños que los 'hackers' provocan a las empresas.

Ya sea por siniestros cometidos por errores internos (como un error) o por ataques externos (por ejemplo, por softwares maliciosos), lo cierto es que los datos y sistemas de nuestra compañía pueden quedar al descubierto y el negocio paralizado, con las consecuentes perdidas económicas”, advierte Alan Abreu.

Cubrir estos riesgos es uno de los objetivos prioritarios de entidades bancarias como BBVA, que cuenta con productos aseguradores diferentes y complementarios en función del tamaño de la empresa.

Las pymes con facturación menor a cinco millones de euros son las destinatarias del seguro de BBVA que cubre el perjuicio económico producido por un incidente en sus sistemas de información o en sus recursos informáticos. Este producto se gestiona con Hiscox.

El CiberSeguro de BBVA aporta servicio técnico de apoyo y protección financiera

“No importa si el suceso se ha originado interna o externamente, o si ha sido accidental o no. Ante esta situación, el seguro asumiría el coste que se pudiera generar, por ejemplo, por la paralización o cese del negocio, pérdidas de clientes, recuperación de reputación, consecuencias legales e indemnizaciones por la publicación de datos personales e información confidencial de terceros”, explican desde Hiscox.

Además, se cubrirían los gastos de honorarios de expertos en seguridad informática, legal o comunicación, entre otros si fuera necesario. Este ciberseguro está registrado en el catálogo de empresas y soluciones de ciberseguridad del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe).

CiberSeguro de BBVA

Para empresas clientes medianas y grandes (cuya facturación supera los cinco millones de euros), el CiberSeguro de BBVA (con BBVA Broker como mediador y AIG como aseguradora), cubre siniestros por hechos derivados de un incidente informático, aportando una serie de servicios especializados (informáticos, legales…) y, por otro lado, proporciona una protección financiera para cubrir las consecuencias económicas y reputacionales que se derivan de un incidente de este tipo. “El seguro no sustituye a los informáticos de la empresa, si no que les complementa. Por ejemplo, el servicio de primera respuesta es un servicio especializado a disposición de los informáticos para prestarle apoyo para resolver de forma más rápida cualquier incidente”, explica el banco.

Además, una vez superada la barrera de defensa de los informáticos hay costes, consecuencias legales, de responsabilidad frente a terceros, pérdidas financieras. “El fin del seguro es minimizar esas consecuencias”, concluyen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios