Avanzando juntos

Las claves para protegernos de los ciberataques

  • BBVA apuesta por la concienciación y la formación de las personas para evitar las amenazas digitales

Las claves para protegernos de los ciberataques. Las claves para protegernos de los ciberataques.

Las claves para protegernos de los ciberataques. / Archivo

Ciberataques. La mayoría de la población sabe que hay delincuentes que se esconden detrás de nuestras gestiones a través de Internet, pero muchos los confunden con hackers y otros no saben cómo evitarlos. Lo que está claro es que los sistemas informáticos guarda miles de datos privados de usuarios particulares, empresas, bancos u organismos oficiales que son oro para los ciberdelincuentes. Un cibercriminal, también conocido con el término cracker en el ámbito de la informática, es la persona que se introduce en estos sistemas con fines ilícitos. No se trata de alarmar sino de estar formados y concienciados sobre la posibilidad de un ataque de estas características. “Las estadísticas con las que trabajamos dicen que se ha sostenido el nivel de materialización de esos ataques. Estamos en los mismos ratios que el año anterior o incluso un pelín por debajo". Pero también es cierto que el nivel de dedicación, de atención y de recursos que estamos arrojando al problema es mayor”, explica Álvaro Garrido, que lleva casi tres años liderando la responsabilidad de salvaguardar la seguridad de BBVA. Porque esta entidad bancaria ha unido la seguridad física, la digital y la lucha antifraude, algo bastante excepcional en una gran compañía y al mismo tiempo un gran reto profesional, pero que da sus frutos. Álvaro Garrido insiste en que, “más que un aumento en el número de ataques, lo que ha pasado durante el confinamiento es que nos hemos hecho más dependientes de la tecnología y la gente ha estado mucho más concienciada en proteger sus dispositivos personales, de trabajo y los de su hogar, y cuidar sus hábitos en el mundo digital”. En este sentido, BBVA lleva años trabajando en la formación y divulgación dentro del Grupo para detectar y evitar estos ataques, realizando todo tipo de actividades dirigidas a los empleados y sus familias. “Durante el confinamiento, quizás porque la gente ha tenido más tiempo o era más consciente, hemos formado en dos meses a más de 14.230 personas. Ha sido increíble”.Aún así, no se trata de alarmar sino de estar formados sobre la posibilidad de un ataque, siendo conscientes de que los ciberdelincuentes se aprovechan de la buena fe de las personas. Utilizan la ingeniería social, que se basa en 4 principios muy básicos inherentes a todos los seres humanos: todos queremos ayudar; tendemos a confiar en la gente; nos cuesta decir que no y nos gusta que nos adulen.

Preguntas clave

En cuanto a las posibles soluciones, como es la eliminación de las contraseñas para nuestras gestiones online, los expertos explica que “las soluciones de identificación personal tienen dos partes: autenticación y autorización. ¿Quién eres tú y qué tienes derecho a hacer? Y siempre se dice que la mejor forma es tocar tres palos: quién eres, qué tienes y qué sabes. “Quién eres” engloba la biometría; “qué tienes” engloba los dispositivos (analizamos patrones de comportamiento en relación con los dispositivos de acceso para detectar posibles movimientos sospechosos que nos ayuden a detectar automáticamente posibles infracciones o ataques); y luego está “qué sabes” con las típicas respuestas a preguntas personales”.Es decir, la suma de todo esto es que “nos estamos moviendo muy rápido a un mundo sin contraseñas”. Por otra parte, en BBVA cuentan con una solución propia, como es conocer el comportamiento de los ciberdelincuentes para “poder adelantarnos a ellos”. Se trata de Red Team, la unidad dedicada a probar los sistemas, como lo harían los criminales, para verificar si existen fallas. Porque es importante ser cauto en la red, pero también saber cuáles son las motivaciones que llevan a una persona a cometer actos poco éticos o delictivos y, en la medida de lo posible, prevenirlos. Porque, como enuncia Álvaro Garrido “siempre va a haber robos. La clave es estar mejor protegidos que los demás, incluso mejor que los malos”.