Pilar León-Castro | Catedrática de Arqueología y miembro de la Real Academia de la Historia "La política nunca ha tenido en consideración a Itálica"

"La política nunca ha tenido en consideración a Itálica" "La política nunca ha tenido en consideración a Itálica"

"La política nunca ha tenido en consideración a Itálica" / josé ángel garcía

Catedrática emérita de Arqueología de la Universidad de Sevilla, Pilar León-Castro (Sevilla, 1946) es académica numeraria de la Real Academia de la Historia. En la foto posa en la galería de Yesos (Gipsoteca) del pasillo de Filología Clásica de la Universidad Hispalense. Esta tarde (20:00) pronuncia en el Colegio de Médicos de Sevilla la conferencia Itálica, fama y futuro. Mayor de cuatro hermanos, el más pequeño, José León-Castro, fue hermano mayor del Gran Poder. Pilar es hermana de esa cofradía. "Los armaos de la Macarena son Roma en Sevilla con más salero".

-¿Volveremos a ver en esos "campos de soledad, mustio collado" a la Itálica famosa?

-El esplendor está recogido en un poema reciente de Jacobo Cortines que compensa el mensaje del poema de Rodrigo Caro.

"Trajano no busca Rumanía ni a Drácula, quiere la expansión oriental con el modelo de Alejandro"

-¿Cómo conoce Itálica?

-De niña, con mis padres. En la Universidad, con Juan de Mata Carriazo, que fue profesor mío, y con mi maestro, el catedrático Antonio Blanco Freijeiro.

-¿Sigue habiendo tensión entre Itálica y Santiponce, el municipio al que pertenece la villa romana?

-El pueblo ha comprendido que puede obtener beneficios del conjunto arqueológico y éste es sensible a sus problemas.

-¿Es una ayuda o una rémora que hayan rodado allí Juego de Tronos?

-Conozco mal la serie, pero contribuye a darle mayor difusión. Me consta que a costa de alguna incomodidad a los vecinos.

-¿Existe el debate de la prevalencia y hegemonía de lo romano o lo árabe?

-Los árabes que vienen aquí optan por la capitalidad de Córdoba, que hacen ciudad universal. Están enraizados en la civilización romana con el tamiz de su propia civilización.

-Domínguez Ortiz llamó "mejor cahiz de la tierra" al conjunto formado por Catedral, Alcázar y Archivo de Indias. Con Itálica sería un marco imbatible.

-No soy amiga de hacer pancartas del éxito aparente. Itálica está bien donde está para que la vea el mundo culto, el mundo curioso, el turista, el estudioso. Que perciban el legado de Trajano, de Adriano y de su gran artífice, Publio Cornelio Escipión.

-¿Con él empieza todo?

-Escipión no funda Itálica como ciudad ex novo, pero a él le debemos el asentamiento de unos soldados itálicos en un poblado turdetano que entonces existía en ese solar.

-¿Las Memorias de Adriano de Yourcenar que leía Felipe González dan a Itálica prestigio literario?

-La fama literaria de Itálica es muy anterior. Se remonta al humanismo renacentista, a los poemas de Rodrigo Caro y Rioja. El embajador Navagiero es el primero que se da cuenta de que aquellas ruinas eran Itálica y no Sevilla la Vieja como se creía. El esplendor de la Nova Roma de la que habla Vicente Lleó Cañal.

-Medio estadio de la Cartuja está en Santiponce. Un estadio que formaba parte de la candidatura de Sevilla para los fallidos Juegos Olímpicos...

-Hubieran pasado de largo, como pasó con la Expo 92. La candidatura que le interesa a Itálica es que sea nombrada la ciudad Patrimonio Mundial. Hay un Consejo Asesor que preside Concha Cobreros que la está defendiendo.

-¿Qué queda por descubrir?

-Muchísimo. Y me refiero tanto a lo que todavía no sabemos como al nivel de destrucción y de saqueo que sufrió el conjunto, que fue gravísimo, tanto en Santiponce como en la propia ciudad de Itálica.

-¿Qué tipo de saqueo?

-Al estar muy cerca de Sevilla era una cantera constante, fácil y cómoda para los saqueadores.

-Parece que al mariscal Soult no sólo le gustaban los cuadros de Murillo...

-También intervino, por supuesto, pero en épocas muy posteriores también.

-Sería bonito que la candidatura saliera entre 2019 y 2022, los tres años en los que se conmemora el quinto centenario de la primera vuelta al mundo.

-La primera visión universal de un imperio fue la de Roma, pero lo de hacer coincidir las fechas obedece a criterios más mediáticos que científicos.

-De los cuatro imperios que analiza la profesora Roca Barea, Roma es el que menos imperiofobia despierta...

-Porque es el más lejano y está muy idealizado. Lo conocían los grandes descubridores del mundo americano, fue su modelo.

-¿Cómo ven Itálica desde Italia?

-Hoy en día, con mayor nitidez. En trabajos recientes de investigadores españoles, hemos podido trabajar en un yacimiento príncipe, la Vila Adriana de Tívoli, cerca de Roma.

-Trajano en Rumanía y Adriano en Britania. Los dueños de Europa...

-Trajano no busca Rumanía, la Dacia, no tiene ningún interés en encontrar a Drácula. Pretende la expansión del Imperio romano hacia Oriente, con el modelo de Alejandro Magno. Y Adriano estaba atraído por el océano Atlántico.

-¿Le disgustaría el Brexit?

-Sin duda. Tenía una visión humanista y universal de la política y la vida. Cree que el individuo es para el mundo y está en el mundo, defiende la interrelación Oriente-Occidente.

-¿Los cambios políticos perturban a Itálica?

-Sí, aunque desgraciadamente la perturbación ha sido menor por lo poco que la política ha tenido en consideración a Itálica. Dicho queda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios