talal benjelloun Cofundador y director de operaciones de Glamping Hub

"Para emprender no hay que tener miedo al fracaso, con él se aprende"

"Para emprender no hay que tener miedo al fracaso, con él se aprende" "Para emprender no hay que tener miedo al fracaso, con él se aprende"

"Para emprender no hay que tener miedo al fracaso, con él se aprende" / jorge del águila

-Crearon una empresa que es referente en su sector con apenas un ordenador portátil.

-Totalmente. David Troya estuvo en San Francisco cursando un máster y descubrió la tendencia del glamping, la unión de camping y glamour que supone alojarse en entornos naturales con un nivel alto de prestaciones. No había nada en internet y creamos un blog informativo que en 2013 pasó a ser comercial. Hoy tenemos en cartera 8.000 alojamientos en un centenar de países. Descubrimos un nicho de mercado y demostramos que puedes montar una empresa on line desde casa.

-El del glamping, ¿es un cliente más exigente que el de un hotel o está dispuesto a sacrificar alguna comodidad?

-Es muy parecido. Busca el acceso a la naturaleza, la calidad y confort de un hotel junto con una experiencia única. Un perfil similar al cliente que se aloja en un cuatro o cinco estrellas. El 80% de nuestro negocio está entre Estados Unidos, Canadá y Australia.

-¿Ha utilizado alguno de los alojamientos que oferta su empresa?

-Sí, en España y Portugal. Me gusta uno que está en Puerto Real, en Cádiz. Son unas tiendas safari en una dehesa llena de yeguas.

-¿Cuál es la clave del éxito para hacerse global?

-Empezar globalmente. Estamos en un mundo de internet donde todo es posible. No hay que tenerle miedo y ajustarse a la demanda, crecer donde esté. Por ejemplo, nosotros estamos centrados en Estados Unidos y allí somos líderes de las reservas de glamping gracias a internet.

-La sede de Glamping Hub está en Sevilla. Si el cliente puede estar en cualquier parte del mundo, ¿la sede también?

-Por supuesto. Estamos en Sevilla por vínculos con esta tierra, tenemos acceso a un talento tecnológico muy importante y los salarios son asequibles en comparación con otros hubs de emprendimiento como San Francisco, Londres o Berlín. El principal inconveniente es el cambio de hora con Estados Unidos, que nos obliga a tener un horario más tardío en la oficina.

-¿Qué talento necesitan para trabajar con vosotros en la compañía?

-Somos como una pequeña ONU. Tenemos a gente de diez nacionalidades, el 40% españoles, con un perfil que sobre todo quiere trabajar en compañías internacionales.

-¿Los buscan u os buscan?

-Las dos cosas. Los extranjeros que llegan a Sevilla nos buscan para trabajar precisamente por ese perfil global. Y nosotros tenemos que salir a buscar algunos perfiles. Hemos logrado fichar a gente desde el extranjero.

-¿Qué tal la relación con la burocracia?

-En el Viejo Continente, en general, es brutal. Hay que convivir con la burocracia, y no hay escapatoria. Al principio la gestionábamos nosotros mismos. Ya tenemos gestores.

-¿Y la financiación? ¿Tener la base en España les ha supuesto algún inconveniente para reunir capital de otros países?

-En la última ronda de financiación hemos logrado apoyos de fondos de inversión españoles o alemanes, por ejemplo. España se está poniendo las pilas en materia de capital riesgo y la legislación está bastante clara. No hay problemas fiscales y el sistema es claro.

-¿Hay cultura emprendedora en Andalucía?

-Cada vez más. Gracias a iniciativas de muchas entidades como Sevilla World y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo se está haciendo difusión del emprendimiento. En Andalucía nos estamos acercando al nivel de cultura empresarial del resto de España. Hace cuatro o cinco años se buscaba "emprendimiento" en Google y el resultado era desolador. Hoy hay eventos de networking o charlas en todos lados.

-¿Cree que es una cultura real, fruto de una madurez laboral, o una salida forzosa ante la crisis?

-Todo influye. Hace años mucha gente quería ser funcionario. Casos empresariales de éxito ayudan a que el emprendimiento cale en la sociedad.

-A quien le lea y esté pensando en emprender, ¿qué consejo le daría?

-Contagiarse del espíritu emprendedor, ir a charlas y estar al tanto de hacia dónde va el mercado. Y no tener miedo a lanzarse. Para emprender no hay que tener miedo al fracaso, con él se aprende. La mayoría de los emprendedores de éxito han tenido uno o varios fracasos en su vida. Me incluyo.

-¿Y para crecer?

-En eventos de networking hay emprendedores que dicen tener una idea, pero les frena que en España no haya mercado. No hay que mirarse el ombligo, sino mirar hacia fuera. Se pueden hacer muchas cosas, se puede vender de todo y a todo el mundo, desde el salón de tu casa con una conexión a internet. Hay que apuntar al mercado global y a la vez ir mercado a mercado para no perderse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios