pedro insua, Filósofo

"Las izquierdas se han acogido a los separatismos de derechas"

"Las izquierdas se han acogido a los separatismos de derechas" "Las izquierdas se han acogido  a los separatismos de derechas"

"Las izquierdas se han acogido a los separatismos de derechas" / M. G.

Comentarios 5

-¿A qué se debe el interés de un filósofo en 1492 y en la leyenda negra?

-En primer lugar, a un encargo editorial. Y también a una ideología catalanista que, especialmente desde octubre, está empeñada en llevar a España al basurero de la Historia con tal de justificar una nueva nación. Estas reacciones son históricamente habituales en casos de dominación de una parte sobre otra. Como aquí no hay dominación, lo que tenemos es tergiversación.

Los independentistas tendrían que explicar cómo un Estado en perpetua bancarrota aún les oprime"

-Una tergiversación que se desmonta...

-Recordando, por ejemplo, que el 2 de enero de 1492 no se puso fin a una reconquista, sino que se procedió a una capitulación. Que Spinoza definió la situación de los judíos en España en aquel año no en términos de expulsión sino de integración: la decisión respecto a los judíos no tenía nada que ver con la raza, sino con la religión. Tenemos muchos ejemplos de ascenso social entre judíos conversos, obispos incluidos. En cuanto al genocidio de América Latina, ya Ángel Rosenblat hizo un estudio muy bien fundamentado y señaló que si en 1492 la población indígena era de 13 millones de habitantes, en 1570, casi un siglo después, se mantenía en 11 millones, mestizos aparte. No hubo nada parecido a un genocidio, sino todo lo contrario. En 1680, los indígenas seguían representando el 75% de la población. Fue en el siglo XIX cuando el porcentaje descendió al 25%, debido al ascenso de la población mestiza y blanca. Piensa que España tenía que conservar al indio, que era la base esencial de la economía en América.

-Pero la leyenda negra es muy anterior al 1-O. ¿Se les ha dado a los independentistas el trabajo ya hecho?

-Así es. Esta tergiversación lleva más de un siglo activa, principalmente por el nacionalismo catalán y vasco, incluso cuando no había un proyecto de independencia en el horizonte. A partir de la Transición, los mitos en torno a 1492 se inyectaron en los planes de estudios, que por lo general se han abonado más a la leyenda que a la Historia. Ahora cunde la idea de que España es un país en perpetua bancarrota que ha llegado siempre tarde al Renacimiento, a la Ilustración y a todo lo importante. Pero los independentistas tendrían que explicar cómo un país en esta situación los mantiene oprimidos desde hace más de mil años, según dicen.

-¿La solución es la asunción de la unidad del país por parte de la izquierda?

-Sí. La genuflexión de cierta izquierda es clave para entender el éxito del nacionalismo. Hay que tener en cuenta que en la propia teoría marxista ha habido mucha confusión en torno al término nación. El austromarxismo sirvió en bandeja a los separatismos su legitimación. El comunismo leninista es mucho más claro, pero también Lenin habló del derecho de autodeterminación de los pueblos. Rosa de Luxemburgo le hizo ver que quien defiende esa idea no ha entendido nada del marxismo. Pero sí, las izquierdas se han acogido a los separatismos de derechas como los de Sabino Arana y Prat de la Riba. Y Murguía, aunque fuera de progre. Por no hablar de la Iglesia

-Hable, hable.

-En el siglo XIX, el Estado civil se impuso al poder eclesiástico. ¿Y cómo reaccionó la Iglesia? Dando oxígeno a los separatismos.

-Pero el Estado civil ha prevalecido.

-Sí, pero ahí tienes a Podemos agitando el fantasma de la destrucción del Estado del Bienestar, pintado como cierta Arcadia arrebatada cuando nunca ha habido tal cosa. Lo que tenemos es, ciertamente, un Estado civil que garantiza, muy a pesar de que Podemos insista en lo contrario, que aquí no hay privilegios tributarios salvo en Navarra y el País Vasco, en una situación inexplicable con la que habría que acabar cuanto antes. Y que, ante un tribunal, todos vamos a ser juzgados en igualdad de derechos ya seamos catalanes, andaluces, católicos, musulmanes, varones o mujeres.

-¿Aunque sea por insultar a Dios y a la Virgen?

-Eso es una barbaridad. Igual que el empeño de un ministro en condecorar a una Virgen. Tampoco es aceptable que un obispo tenga potestad para designar funcionarios entre el cuerpo de profesores. Pero esto no resta un ápice a la evidencia de que tenemos un Estado civil.

-¿No es al final la corrupción el mayor argumento contra España?

-Sí, pero hay que recordar que España no es ni de lejos uno de los países más corruptos de Europa, tal y como afirman Podemos y los separatistas. Alemania tiene tantos problemas de corrupción que ni siquiera pueden construir un aeropuerto en Berlín en condiciones. Y aquí hay políticos corruptos en la cárcel.

-¿Qué opina de los autoproclamados modelos de limpieza política?

-¿Es un modelo de limpieza Íñigo Errejón, que ha sido inhabilitado en la Universidad de Málaga por más que se empeñe en afirmar lo contrario? Podemos desbarata y ensucia todo lo que toca, incluso las causas más nobles, como el feminismo.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios